26 mar. 2009

15 comentarios:

  1. Y más si va acompañada de besos... Mmmm

    ResponderEliminar
  2. o si te la dicen por teléfono... uufff!!!! te ponen peor y bueno ellos también... XD

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Y yo que soy de disfrutar en silencio...

    Silencio solo roto por jadeos y algun susurro...

    Un abrazo,

    Josep

    ResponderEliminar
  4. Pues si, me encanta escuchar, palabras, jadeos, respiración...todo.
    Y sabes? no creo que haga falta decir nada, ya notan lo caliente que nos ponen, jajajajaja
    Un besin linda

    ResponderEliminar
  5. sobretodo ya si suplicas mas.....

    ResponderEliminar
  6. Prefiero escucharte gemir mientras te entretenés con alguna otra parte de mi cuerpo.

    Besos por allá

    ResponderEliminar
  7. Ja jaaa no había pensando la opción del teléfono.

    Y los gemidos se producen por algo ñau que le están a uno haciendo (o uno se está haciendo...)

    Queee yico.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los gemidos por telefonooo......mmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  9. Sea tonto, este blog esta brutal, que enfermedad me agarro XD
    Un saludo, muy bueno de verdad...

    ResponderEliminar
  10. quién mencionó lo del teléfono!!!???

    RAYOS!!!!! XD

    jajajaja...

    uummm eeemmm ni una palabra más! jaja

    ResponderEliminar
  11. Una frase redondita, redondita para momentos como ese.

    El Profesor

    ResponderEliminar
  12. Cierto, hay algo con las oregas que los pone al máximo... creí que era algo particular de alguien, pero me he dado cuenta de que es más común de lo que pensé... así que ¡a chupar orejas se ha dicho!

    ResponderEliminar
  13. Sin comentarios... me chillé... je je.

    ResponderEliminar
  14. Antier sin tiempo, creo, leí ésta pequeña entrada, e hizo que recordara a Dos. Hizo que tuviera ganas de hacerlo con él. Notas? no que quisiera hacerlo, sino que me hizo desear tener ganas de hacerlo, y tenerlo acá.
    Qué coñadas. Y estoy bien /:

    ResponderEliminar

Comenten cabrones