30 dic. 2014

Joven y hermosa


And will you still love me when I’m no longer young and beautiful?
Will you still love me when I’ve got nothing but my aching soul?


Post dedicado a todas las que nos hemos sentido feas... Y para aquellas que se ven feas de por vida... Saben que: Son guapísimas, todo es cuestión de encontrar nuestro público meta y mucho amor propio.

Nunca he jugado de femme fatal, no me luce, no me va la actitud con lo que veo en el espejo. No soy una 90-60-90. Mi cintura mide 78 cm, tengo dos cicatrices en la cara, acné con el que lidio todos los días y un ojo más grande que el otro. Pero extrañamente lo que más me gusta son mis ojos... No por la forma, el color, sino por como hablan sin hablar...

Podría hablar de maquillaje y vestirse bien, pero toda esa máscara se cae, cuándo amaneces al lado de alguien... Un ex me dijo que la vez que más fea me vio fue al levantarme... ¡Vaya sorpresa! Porque claro, nunca tuve el glamour para levantarme primero y quedar "perfecta" para él.

Nunca me había preocupado por comer bien, por hacer ejercicio y aún así cuestionaba no tener un cuerpo perfecto. Claro, hay gente que se lo dieron, pero otras tenemos que hacerlo, siempre hay que echarse una manita en lo que se puede cambiar. ¿Si te ves al espejo y no te gustan esos brazos... Haz algo. Igualmente aceptar aquello que no se pueda cambiar, todos los días peleo con el espejo por la herencia familiar. O ahorrar para hacerse una cirugía, que igual no dará todas las respuestas si estás vacío. Hay gente hermosa exteriormente y se siente fea...

Pero sobre todo, y me lo dijo una señora... Hay que aprender a quererse, quererse mucho. Quererse requiere más que aceptar el cascarón, es valorar el interior. El interior, es el único que no se arruga con los años.

Al final, todos queremos ser queridos... Y para que nos quieran, debemos querernos primero.

Sin dueño

Mis amigas cuestionaban mi relación con mi sexbuddie. Les costaba entender que a pesar de que hay sentimientos yo no lo visualizaba como pareja.

Y el novio de una de ellas lanzó:

-¿Que pasaría si lo ves besando a otra chica? ¿Qué reacción tendrías?
-Ninguna. ¿Por qué habría de tener alguna sino somos nada?
-¿Aunque fuera una amiga suya?
-Al contrario, me sentiría feliz que una amiga mía hiciera pareja con él. Él merece alguien que lo haga feliz, y mientras los dos encontremos a ese alguien nos estamos gozando pa' apagar las ganas y no jugar con nadie por placer.

Ellas no creyeron mi respuesta... Yo supe que era cierto, cuándo él así sin querer me contaba que había encontrado a alguien por la que quizá si sentía algo más...

29 dic. 2014

¿Me tienes miedo?


 Tú eres el hombre que susurra a los caballos,
y tu voz me hace dócil.
Pero el tiempo me está afinando la puntería.

Y no te ofendas, pataleo solo una vez señor,
te enseña'o un poquito de colmillo pa que no te olvides
de con que tipo de animal andas jugando.
Mi territorio ni tocarlo, ni mentarlo.
 

Parte I - Parte II - Parte IV (pendiente)

Los hombre a veces desestiman su poder masculino y sexualidad testoronuda, si caes a la primera piensan lo fácil que fue y que así es con todos, no piensan que tienen ese "Yo no sé qué" (Je ne sais quoi)...

Él lo tenía, o eso creía.

Teníamos un enredo peor, me había alejado de él o él de mí. Y aún así estaba en mi Bucket List.

Y pues sí, escuchaba a Bebé y me acordaba de él, así sin sentido, porque sí, así sin más a mi me viene la gente a la mente... Un olor especial, una canción, una conversación. Y le escribía por whatsapp.

(Gracias historiales, así que transcribo conversación)

-Escuché una canción y me viniste a la mente. Hola.
-Hola cobardilla. ¿Cómo vas?
-Te iba a hacer una oferta.
-Dime
-Tenemos un trato incompleto.
-¿Quieres saldar la cuenta?
-Correcto, no me gustan los expedientes con manchas.
-¿Qué tienes en mente?
-Nada aún, sólo una actitud malosa.
-Esa me gusta. Y ya estás lista para hacer travesuras?
-Esta es la prueba.
-¿Y qué cositas te gustaría hacer?
-Me dejo llevar por las olas, improvisar es mi fuerte.
-¡Qué rico sonó eso! Bueno yo también quedé...


Y así terminó la conversación. El miedo lo tenía otro.

Parte I - Parte II - Parte IV (pendiente)

Legos

Hablaba con el gringo en skype, le pedía Legos ya que allá son mil veces más baratos que acá.

-Comprame un montón de legos y te querré de por vida.

Y él así sin más soltó un:

-¿Quéeeeeee?
-¿No sabés que son? Apenas para matarte...
-Esa mierda es para niños
-Soy una de ellos.
-Es eso por lo que te quiero.


Yo, yo huía... Yo no quería que él me quisiera... Yo sólo quería legos.

Al final los compré en Guatemala, porque querer a alguien por algo que yo me puedo dar  a mí misma... Jamás.

No se come, donde se caga

Parte I  - Parte III - Parte IV (pendiente)

Ya lo he dicho, amo los consejos de hombres y ellos aman darlos, cuando se les sabe preguntar.

Amo a los hombres, por eso pido sus consejos cuando son asuntos de pantalones. Ellos no idealizan nada, no ven al príncipe azul, no me ven como la chica linda y especial que merece un buen hombre, no me ven como me ve mami que no me ve imperfecciones ante los demás, ni cómo mis amigas que ya no saben ni de que hablo.

Los hombres me ven como una mujer más, un 7 en la calle, otras veces hasta un 4.

Pósdata aclaratoria: Son post viejos, estoy publicando todas esas historias que les debí desde el 2012 y que las tengo en borrador, pero son mi vida, así que no pierden vigencia :)
___

Yo sólo intentaba estabilidad, darme una oportunidad de una relación (escalofríos aún me da la palabra). Lo intenté, lo intenté como nunca antes. No era amor, era amistad y mucha confianza (eso sigo creyendo y aún le extraño, a pesar de haberlo recuperado en una segunda vuelta).

Y pasa lo que tiene que pasar... Siempre que uno está bien...

Llega un huracán y le azota la vida sin pedir permiso, para sólo dejar rastros. Uno feliz y deseando más. Extraño arte el de querer un huracán en una vida relajada. Lo sé, ese amor por querer una montaña rusa de emociones.

Asustada y sabiendo que a pesar de ser muy racional en ciertos aspectos, las decisiones "amorosas" las tomo con los pies... Diría corazón, pero no... no es amor, era sólo capricho.

Le contaba a mi consejero todos los pormenores... Y me daba cucharada de mi propia medicina.

-No se come, donde se caga. Resuelva lo que tiene que resolver y no juegue más.

Porque sí, nos habíamos conocido por un asunto burocrático, de esos eternoooooos, que involucraban toodoo.

Mi consejero veía el agua turbulenta, la marea alta, Yo, yo solo quería pedalear en ese desastre(obvio que no lo veía así). Le prometí que daría tiempo... Tiempo hasta que el enredo que teníamos se arreglara, en mi ideario, serían unas semanas... Pues no al parecer fueron... Meses... No meses, casi un año.

Y pues, pasó lo que pasa después de la tempestad... El tiempo nos dio la calma y el olvido (o hasta que revisas tu celular)...

Y cuál sentencia, lo anoté en mi Bucket List (Lista de Caprichos sin Sentido).

Parte I - Parte III - Parte IV (pendiente)

19 dic. 2014

Bendita urgencia navideña - Disimulando el hambre

Hay varios tipos de hombres, pero ahorita no vamos a clasificarlos, eso de etiquetar no me va.

Hoyitos.... Mmm. Hoyitos.
Pero en mi universo hay dos tipos de guapos:

1. Ese que te da torticulis por volverlo a ver, buen cuerpo, una espalda que uuuuuuy madre mía, y unos brazos que babeas imaginando cómo te lanza a la cama, con él te imaginas todas las suciedades.

2. Y ese otro que sabes que le encantará a mamá y a vos también por cosi, bien vestido, huele delicioso, ni un pelo se le mueve de su sitio, un chico guapo, pero lindo.


Pues Tod, era del tipo 1, musculoso, gracioso, sabía que era guapo, pero esa justa medida entre guapo y "no me hables". Bueno no, él juega tan de guapo... pero bueno... Conmigo... Conmigo pudo, pero al final la cagó.

Hablábamos por el chat de facebook (a decir verdad, fui yo la que empezó la plática, tenía una pregunta y pocos podían contestarme). La plática cumplía todo lo que una buena plática "cibernética"con alguien atractivo hace, producir una ansiedad cuando lees:

 "Escribiendo..."

 Yo esperaba un: cuándo nos vemos, cuándo salimos, un veámonos.

Y me sale con el tan odiado: ¿Tenés alguna foto sexy? 

Hubiera metido las manos a través del celular para salir por el suyo y ahooooorcarlo. Peor aún, tenía meses, meseeees de no hablarme.

No sé ustedes, pero detesto el exceso de confianza, a mí nadie me pide fotos sexies sin que yo le haya mandado veneno o una indirecta, no había sextalking... No hablábamos nada que insinuará nada perverso ni malintencionado, NADA. Y sí las mandará sería con una intención, "Quiero contigo ya"

No voy a negar que no he mandado fotos "sexies" pero nadie me ve así porque así, además (y tengo testigos) las fotos no son mi especialidad... No me tomo fotos porno desde... desde... que subí de peso y me veía unas piernas muy gordas... Eso hace 2 años, sino es que más.

Empecé a ver la conversación, no había nada, lo más "sexy" que pude haber dicho fue, que hacía frío... Ahhh sí... No, no. Noooo había nada.

Le contesté:
-No es mi estilo.
-Lo entiendo.

(FIN DE LA CONVERSACIÓN, porque sí, él dejo de hablarme y yo de seguirle la corriente)



Juan era diferente, era guapo, no despampanante, pero si estaba "bien hecho", nunca me atrajo porque me parecía muy hablador y yo tampoco le resulté atractiva, eso sí, eramos "compas".

Un día hablábamos en Skype de todo. Y plaff salió con su "Domingo Siete".

-¿Qué te parece mi pilin? (Mientras me enviaba una foto, de suuuu pilín).
-WTF ¿Por qué putas me manda eso?

(He de confesar que ni lo vi bien, cierro los ojos y ni lo recuerdo).

-Es que sos muy honesta y quiero tu opinión.
-Ver un pilin sin antojo, es como un bocado con moscas.. Nadie lo quiere.

Y sí, así la cagó.

Bueno no, recuerdo que por su des-inhibición lo llamé para una sesión de desnudos...

Se intimidó conmigo... Y no se le paró. Yo lo consolaba con un:

-Tranquilo, mis compañeros de clase NO quieren vérsela dura, son desnudos, no fotos porno.

Y sí, a mi correo después llegaron fotos suyas... Duro... para lo que me importaba... Pero claro, su ego había salido herido.

17 dic. 2014

Devaluando el coño

Coger está OVERRATED*

* Sobrevalorado... Hay que citarlo cómo lo escuché.

Obvio que me partí de la risa... No sé si me reí porque lo dijo ella, o "cómo" lo dijo ella.

Y vino la pregunta que desencadena todo el misterio:

¿Y sí las mujeres no le pusieran un valor a los coños?

No habría porno, porque grabaríamos nuestros propios vídeos...
No habrías prostitución, porque cada uno tendría lo que ocupa sin precio...

Pero le puse pausa al cassette y recordé a mi amigo Bukowski (literatura NO permitida para menores de edad) quién decía que el problema de las "putas profesionales" era que devaluaban el coño.

El problema nunca ha sido el precio, es que tenga precio. Algo que tiene precio, está sujeto a canje, se devalúa con la inflación. El problema REAL es que crean que tiene precio.

Coger es fácil y sincero cuando los dos (o más) en la cama (u otros lugares, siempre inclusivos ) saben lo que están llevando a ella, miedos, inseguridades, ¿amor?, lujuria, una vida, pasión y lo que esperan del otro...

Se sobrevalora cuando alguno de los implicados puso en la cama más de lo que el otro esperaba, o espero más de lo que el otro pudo dar...Porque sí, a veces uno sólo quiere coger, y el otro ya puso en la cama, rosas, hijos y hasta una linda familia...
—Yo creo que, sin amor, el sexo no es nada. Las cosas sólo pueden tener un significado cuando existe algún sentimiento entre los participantes. 
—¿Quieres decir que a cada uno le debe gustar el otro?

Bukowski, Se Busca una Mujer

26 nov. 2014

Fantasías Sepsuales - El turbo

Tengo tiempo de no contar historias... Se me había gastado los dedos, las ganas, todo. Estaba (¿estoy?) apagada, cómo seca. Drenada.

En ocasiones con el volumen alto, un poco de licor y pláticas sin pelos en la lengua hace que recuerde alguna historia que sé no he escrito porque por obvias razones mi memoria a enviado a la Papelera de Reciclaje sin consultar.

Así pasó con el turbo...

Mi única fantasía siempre había sido sepso con un desconocido en un lugar público y que además, estuviera lloviendo... No sé, esa intensidad de arrancarse la ropa, solo deseo carnal, sin importar su nombre, el mío, dónde vive, que hace por la vida y todas esas vainas que pocas veces interesan cuando de deseo se trata.


Él tuvo esa plática con mi amiga (o eso creo) porque ahora  me esfuerzo un poco por recordar su nombre... Y nada. No recuerdo nada de él.

Sólo recuerdo dos; su espalda y el booster de Hello Kitty en su carro.

Ahhhhh... Y eso.

Podría describir una escena de esas mías, sepsies... de las que prenden la bilirrubina, o una romántica muy a lo Corín Tellado (sino saben quién es, nunca fueron a una sala de espera en los 1990-2000 y se leyeron una Vanidades esperando ser atendidos).

Pero no... Él empezó a bailar Cumbia en mi casa, yo reía sin parar. (Era un bombón, tierrosito, pero bien hecho y yo, yo sólo estaba un poquitito ebria)

Me empieza a besar, mueve lo que estorba... Y allí está encima ... Ni más ni menos.

Me toma de los hombros y me susurra:

-Prepárate amor, viene el Turbo.

Espero, espero, espero...

Escucho ese sonido de Aaaaagghhh, el brinquillo... Él se voltea. Anodada, espero y espero. Y sin más, me duermo.



Así sin más, murieron todas mis fantasías. Sin mentir: Todas.

Nunca pensé una más, nunca más.

Otras veces creo que lo soñé... Pero me parece un sueño tan aburrido y por eso confío que sí sucedió.

Miedosilla

 Parte II - Parte III - Parte IV (pendiente)

 Explicar cómo lo conocí, sería entrar en detalles específicos que carecen de importancia, lo que hay que rescatar es que me cayó mal por su actitud de guapo.

No nos conocíamos de frente, sabía que era real porque papi lo conocía... Éramos amigos de "Whatsapp"

Decidimos conocernos...

Wooooooow


Aluciné con su presencia, Me encantó su altura, era enorme.

Lo veo y quería comerlo, pero no sabía cómo. Era tan alto.

-No te voy a hacer nada sí siguen las cortinas abiertas.
-Sí eso ocupas, ciérralas.

Me ve con esa cara de "Házlo". Las cerraba.

Me alza y me llevaba hasta el cuarto... Sentía que veía las nubes.

Temblaba cómo conejito indefenso, no podía tocarlo, no podía besarlo. ¡Nada!

¡Tanto cuerpo para estas manitas y esta boquita!

Le tenía miedo. Era mucha la ansiedad de tenerlo en frente... 

Empezó a mordisquearme, a tocarme. 

PUMMMMMM, PINNNNNN, WOOOOOOOF, GUAFFF

Sonó un escándalo fuera de la casa.  Los vecinos discutían porque Loli hacía desmadres.

Él se fue, con una sentencia en la boca: "Miedosilla"

Yo, con el rabo entre las patas, aceptaba que era cierto.

 Parte II - Parte III - Parte IV (pendiente)

10 nov. 2014

Mi bebé

He visto que muchas personas al no tener bebés presumen con sus mascotas... Hasta lo vuelven persona... Muchas hasta sustituyen el amor de una pareja, por la "compañía" de éstos. Yo, yo sólo quería un perro que jodiera en la casa, ya que la intensidad de mi madre ocupaba apaciguarse.

Nada de vigilar, nada de nada. Sólo un perro enano, que no ladrara como chihuahua, ni fuera agresivo. No pedía mucho, sólo un perro bonito que no creciera... Y pues, me mandaron a Loli.

Loli fue adoptada hace unos meses, duró dos semanas sin nombre, era una pelota enana negra hermosa, que aún hoy la confunden con perro, porque claro, las perras son blancas, y los perros negros... lloró el primer día y fue su última vez, ya que se calló al oír a mami gritarle: - Deje esa lloradera.

Forrábamos el patio en papel periódico, le hicimos una casita improvisada, la sacaba a pasear en las mañanas y las noches, y aún así la desgraciada nunca aprendió a dormir ni en su cama, ni hacer las necesidades en los horarios que yo podía sacarla.

Loli ha conocido más que muchas personas, por tener una dueña callejera. Se ha montado en bus, en camión, en carro, en la canasta de una bicicleta... Ha temblado al pasar por un puente de hamaca o al ver una vaca.

Se le han pegado más de 50 pulgas y 2 garrapatas, ha intentado posar para fotos (sin éxito alguno), es conocida en el barrio por majadera y simpática... Ha lamido más de 20 rostros, ha bailado cumbia y salsa en dos patas.

Es vina como mi madre, tanto que rompió las cortinas, al asomarse por la ventana para ver a mis vecinos.

En las noches escucho a mami hablarle, supongo que cuando no estoy, le debe contar más anécdotas, a mí eso me mata de risa.. Es tan "viva" que al esconderle sus galletas, busca primero en los lugares donde se las había escondido anteriormente.

Loli, no es una persona, no es mi bebé, es mi perra, nuestra perra, una perra que a pesar de cómo dice mi mamá, "Da más pérdidas que ganancias", le ha puesto locura y terquedad a ésta casa, y aunque sea malo que se haya comido el sillón, verla bailando cuando uno dice su nombre, es toda una ganancia.

7 sep. 2014

Cáncer

♫ Well I could call out when the going gets tough
The things that we've learned are no longer enough
No language, just sound, is all we need know

4. No es un misterio que crea demasiado en los horóscopos, no como la tonta que compra todos los días y hace lo que este diga, pero si la que explica las afinidades con ciertas personas y el "rechazo" (o el repele) hacia otras.


Nos montamos en el carro, nunca había hecho un trabajo para la U con ellos... Pero había que formar grupos... Eran serios, o eso parecían... Y me tocó con ellos, empezamos a hablar... Uno terminaba las frases del otro, habíamos tenido conversaciones y siempre llegabamos a puntos en común, no le di importancia.

Empecé a hablar de la cédula y la diferencia de edad que le llevaba a mis compañeros de clases (5 años creo) y volví la cédula...

-Jueputa, él es Cáncer.
-¿Y qué tiene de malo?
-Los cáncer estamos locos, somos tan cambiantes. Culiolitos pero sepsosos.
-Ja jaaa ¿Vos también lo sos?

-¿Culiolita y sepsosa? Sí, pero sí soy cáncer con mezclas de géminis ¿Vos que sos?.
-Cáncer también...Pero los de la primera tríada.
-Uuuuuu, que miedo,  nos vamos a comer los tres vivos y terminaremos haciendo una orgía después de terminar todos estos trabajos. O quizá, hagamos un vídeo porno...


Era de noche, esas noches extrañas en la que simplemente no quieres salir pero ya diste tu palabra y te comprometiste... Y aún así buscas la excusa: dinero, lluvia, hambre, celular descargado, mi mamá...

Pero, en ese preciso momento en que estas decidiendo NO ir, algo interno te dice:
-Déjate de guevadas y lárgate a bailar.

Estaba él, tenía novia, no sabía su nombre pero si conocía su cara por noches anteriores... Se vuelve un cero a la izquierda porque respetas su "estatus".

Esos que no te atraen,  no por falta de guapura, sino por estilos y gustos personales.

 Empezamos a hablar, a bailar... A reírnos...

La noche mierda, extrañamente se vuelve divertida... Discutíamos, nos contradecíamos, nos apoyábamos, blasfemábamos e inventábamos pases de baile...

Y así, sin quererlo uno siente una tensión en el ambiente, un aire raro, como un sofocamiento. PURA CALENTURA.

Sonaba Joy Division, en vez de preguntarle su nombre, le dije (y esperando la respuesta que NO quería oír):

-¿Qué signo sos?
-(Inserte horóscopo del susudicho).
-Mierdaaaaaa


(Los gringos, el argentino, el ex, mi compañero de trabajo, mi compañero de trabajo en la U, el ex-ex y la lista aumentaba en mi cabeza. Todo empezaba a tomar forma)

-Ja jaa ¿por qué?
-Sos muy racional... Siempre todo lo estas pensando con la cabeza y la manera en que racionalizan la vida y la hacen ver me encanta, y son muy estables emocionalmente.
-¿Y cómo sos?
-Totalmente emocional que ha ido aprendiendo en el camino a racionalizar por experiencias en el pasado. Y ahora entiendo porque estoy tan "Grrr" con vos.

"Chatiemos"


-Hola
-Hola
-¿Cómo estás?
-Bien
-¿Qué haces?

¡ODIARTE!



3. Detesto las pláticas "chateras", sin sentido.

Soy de esas que prefiero un mensaje sincero, que una patraña de amabilidad que desborda aburrimiento y en laberintos palabriles llegan a un final sin sentido para contar algo. No quiero 9 temporadas de una serie para saber que termina así tan sin gracia*

(Acaba de terminar "Cómo conocí a tu madre - How I met your mother"... Una mierda, un final normal, sin gracia, allí me avisan sí lo discutimos).

Mejor escríbeme un:

-Hola, espero estés bien, estoy aburrido y me encanta hablar contigo.
(Yo decido sí quiero ser tu payaso)

-Hola, te preguntaría cómo estás pero ansío que bien, pensé en vos, y quería saber sí estas viva y te gustaría charlar un rato.
(Yo decido sí quiero que sepas que pasó en mi vida y quiero hablar contigo).

-Hola, vieras que me pasó algo que no sé a quién contarle y te elegí.
(Yo decido ser una amiga e interesarme por tu historia)

Y no duraría tanto mandándote a la mierda sí al final no quiero contestar...

25 ago. 2014

Rodar, solo rodar.

Llega un momento en la vida, en que te das cuenta que tienes que seguir un plan de vida.

Eres la novia de... la esposa de, la empleada de... Tienes una etiqueta. Y gustos que dejan de ser personales, para ser de la masa.

Estás dentro de un grupo etario (de 25 a 35 años)... Cumples con ciertas características comunes a ese grupo... O esos grupos. Y sigues un plan de vida con intereses propios o adquiridos por la edad, por la posición socioeconómica, por tus amigos, por tu trabajo, o porque lo leíste en internet y te gustó. (Ñoño)

A los 22 ya tienes que estar terminando tu carrera, a los 25 empiezas a crecer laboralmente, a los 28 sos exitoso, ya piensan en familia, a los 30, ya buscas esposa, a los 35 ya casado, feliz y con un niño.

(Cambien las ideas y patrones, pero saben de que hablo, eso de que ya le construyen a uno el mundo y a esa edad uno tiene que haber cumplido ciertos objetivos).

Si viene un cumpleaños.... Golpe bajo, vas atrasado en tu plan por 3 años...

Otras veces sólo sos un bicho raro que vive aún con su mamá, que "colabora" en la mínima en su hogar... Y que no quiere casarse ni tener niños... (nunca).  

Las señoras de mi barrio le llaman: "Espere que se enamore de un patas vueltas y va a tener un kínder" o el mejor "Quiero verla en un años, cuando se le prenda el instinto materno".

Peor aún, cuando hablan del reloj biológico.

Reloj biológico mis pelotas, vean la película de Benjamín Button y hagamos ya, ya una reunión con Dios (o el Santo/devoto/fuerza del universo/demás que crean... Ateos abstenerse) para que cambiamos el orden del universo.

______________________________

Estaba (¿estoy?) pasando por mi crisis del sobrepeso, en un año había subido más de 15 kilos... Sino es que más. Se me veían brazotes, tetotas y una pancilla que hasta me daba lástima verme en el espejo, me deprimia vestirme. Tenía cuerpo de luchador retirado. Todas las pelotas colgaban. Un fisioculturista retirado.

Los pantalones no me quedaban, las blusas me asfixiaban, y como una Hulk, rompí varia ropa en situaciones incómodas (luego les contaré) , lo único bueno era que por fin sentía que tenía nalgas.

Y pues vino la tan temida reunión de compañeros de colegio... No sabía ni que ponerme, no sabía como peinarme, no nadaaaa. Tenía que verme guapa.

En el colegio nunca fui nada. Fea, feíta. Bien feíta. Sin gracia. Sin nada. Tan "X" era que en las fotos que ellos pasaban, no salía.

Con el whatsapp había visto fotos, pero cómo me ha pasado muchas veces, uno ve algo en fotos, otra es la realidad.

Sorpresa, vaya sorpresa.

-Uy Karla, cómo has cambiadoooo. Maquillada y peinada.

(Me reía para mis adentros, porque estaba peinada y maquillada para ellos, y ellas estaban gordísisisisimas).

-Sí un poco. Subí mucho de peso, me maquillo y me peino para que no me vean tanto el cuerpo.
-Pero sí ya bajaste de peso.

Y reí, reí fuertemente.

Claro, todos mis compañerxs estaban bolita, si yo era un cero, ellos eran un cerototote (ji jiii).

Casados, con hijos... Divorciados, vueltos a casar, con hijos de nuevo. Sin empleo, con empleo. Novios desde el colegio, casados desde entonces... Esos matrimonios, que allí van, allí van... Uno le suma unos 5 años y divorcio en malos términos.

Los solteros, eramos los más guapos, felices y animados de la noche...Así que empezó el discurso. Esa profesora que nos daba clases, la vez en que...

Y empezaron a hablar de las hazañas del colegio, hazañas que nunca conocí porque nunca me integré a su grupo. Rememoraban y estaban felices por los tiempos vividos sin ataduras, y yo en mi cabeza pensaba, eso lo hice la semana pasada.

Supe que no tenía nada que hacer allí- Nada. No había nada que recordar, nada que celebrar. Nada que presumir, yo era feliz a mí manera, en mi presente. Ellos, ellos todo lo hablaban en pasado. Un pasado que no me hacía mucha gracia.

La tómbola de la vida me enseñó que uno vive el hoy, disfruta el hoy, aprende del ayer y construye el mañana.

Y que siempre al finalizar la noche, se fija en que se trajo el suéter correcto...

(Aún en mi perchero está un suéter gris, de un compañero... Espero el mío le haya quedado precioso porque  por más que lo contacté, él nunca hizo el intento por devolverlo)

30 jul. 2014

Ganas, benditas ganas

Habíamos quedado de vernos después de que saliera de mi trabajo, le había escrito que parecía secre porno, sólo ocupaba los lentes.

Vestido, tacones, panties. Pues sí, lo acepto, me veía bien, no rica, guapa.

Me creaba curvas y cintura que nunca había tenido. Guapa, muy guapa.

Me temblaba el corazón, las piernas tambaleaban, me sudaban las manos, sentía que jadeaba como perro en celo, sentía una ansiedad, un hollito como de hambre, algunos ilusos podrían decir mariposas en la panza... Pues no, eran ganas, terribles ganas.

Lo vi, nos vimos... Aruñó mis panties... Ufff.

Decir que recuerdo cómo estaba vestido, que dijo... No, mentiría. Benditas ganas...

-¿Para dónde vamos?
-Ni ideaaaa.
-Mmm, tengo una idea. Podemos ir a mi casa y traer la llave de la casa de mis abuelos.
-Ok

Cierro los ojos y recuerdo la casa... Sí, una casa de abuelos. Colorida, con ese calorcito y llena de tiliches ordenados sin orden lógico. Ese tipo de casas, tienen tantos adornos, que uno se pierde y vuelve a empezar al mismo adorno sin querer.

Y así sin más me empezó a besar en el marco de la puerta. Él con su grandeza, me perdía en su cuerpo, en sus besos. En mis miedos, en mis ganas, mi ansiedad. Uffff.

Me llevó al cuarto de sus abuelos...

Ooooohhh Jebús, era un mar de santos... No era que estuviera viendo ángeles. Nooooo.

Estaba lleno de santos.

Santos, muchos santos.

Una cama matrimonial y un camarote, de esos de resortes, de los viejos.  Un catre, con cobija de animalitos.

Hubo que apagar la luz. Las ganas eran muchas.

24 jul. 2014

Vuelvo

Lo sé, nunca acepté la ida, ni la despedida.

Tuve tiempo para escribir, tuve historias... Pero no, nunca di el paso... Hasta hoy.

El teclado se siente distinto, todo sabe distinto, y empiezo a rememorar aquello que pasó, lo que me pasó, lo que sigo sin entender.

Pues nada, volvemos a las andadas.

Todas las putas vuelven...

y sino, mandan recado...



Él, un ex (sí así se le puede llamar a alguien con quién no has formalizado nada, pero lo conoces desnudito)... Nunca terminamos nada, sólo juegabamos. No sepso, solo besos, tocarnos, lamernos hasta acabar, eramos dos jóvenes pubertos descubriéndonos.

Nunca nos enojamos, no hubo una razón de separación, simplemente nos distanciamos.

Y así de la nada, en el facebook, maldito facebook...

-Hola

Y dudas si contestar, porque puede ser un hola de Estoy aburrido y solo vos estas disponible.

-Hola

Él recordaba todo, yo, yo leía el blog a ver si recordaba nuestras historias, mi memoria nunca ha sido buena...

Me reía... Todo amarraba... Incluso, en el blog escribí: Amo su memoria de elefante.

Hablamos del catálogo que teníamos, y cómo los gustos, la vida había cambiado, que habíamos hecho...
Él estaba en otro país... Yo acá sin esperarlo...

Y se vino la SORPRESA.