26 jun. 2020

El precio de la historia

Nunca he hecho una venta de garage, pero sí he participado de muchas, de allí tengo la lámpara más hermosa que puede existir para cualquier amante de SpiderMan

El punto es que en ésta pandemia, decidí limpiar mi cuarto y sacar esos tiliches que uno ya no usa...

Ponerle precio a sus tiliches, es díficil, porque uno los ve con amor y con una historia.

Con los libros fue un poco más sencillo, fui de las que se crió yendo a la biblioteca todos los días para leer unas cuántas páginas de un libro y estar en eso por meses, hasta acabar uno, porque en las bibliotecas infantiles no se prestaban libros, sentarse en la biblioteca de la Universidad extasiada por ese olor a libro guardado y pagar una multa de 200 colones (0,5 dólares) por devolver tarde un libro, ni que hablar de lo loca que me volví en Irlanda al saber que podía llevarme todos los libros que quisiera a la casa por 15 días. Eso si, en inglés solo pude leerme Harry Potter, Julio Verne y los de Charlaine Harris. En Argentina, a las 10pm entrando en librerías de usados y ver los libros con valores de 3 - 5 dólares. Todos me los quise traer, al final solo se vino Rayuela y Mafalda conmigo. En Costa Rica, los libros son caros, muy caros, peor si son "best sellers". Así que les puse precios ridículos a mis libros, tan ridículos, que vendí 4 libros por el precio de uno nuevo (acá). Yo casi que los hubiese regalado, vieras la alegría que me dio venderlos. Los bendije tanto y les desee (deseo) que iluminen a sus lectores, tanto como en su momento lo hicieron conmigo. 

Con los legos, ha sido un proceso díficil. Los legos son para adultos adinerados, coleccionistas, que no los tuvimos de niños (al menos en el mercado tico jajajjaja). Mi primer lego (que no es marca lego) fue un viaje no finalizado de Viajes Colón, en que mami prefirió que le devolvieran el dinero y ellos no devolvían el dinero, devolvían tiliches... Y así vino mi primer "lego", ya adulta, en mi primer viaje a Estados Unidos me volví loca entrando a Toy "R" Us y me quería traer todo... Me traje un set de Batman y un set de Bob Esponja y así en cada viaje, fui trayendo sets, porque el precio de un set acá es otro ojo de la cara... Con el precio fue díficil... Bastante díficil, porque son sets que ya no están en tiendas, así que le pregunté a mi amigo "EBAY".

Los precios estaban por las nubes... Seguí buscando y finalmente vi como se comportaba el mercado por acá y puse precios razonables, hasta pensando en "el descuento".

Y así empieza ésta historia, Los ticos si son unos "HUESOS"

Cliente 1
Preguntando por algo que está al 50%
- ¿Cuál es el mejor precio en efectivo?
-Ese es el mejor precio.

(Disculpe, pero uno, no soy tienda para aceptar tarjeta, dos sí usted es conocedor, sabe que está a la mitad de precio). 

Cliente 2
-Mirá estoy muy interesado, pero no tengo el dinero.
-Ok, cuando tenga el dinero seguimos conversando.

(Disculpe, pero con ese tipo de interés no se pagan las cosas.)

Cliente 3
-¿Usted hace envíos?
-Claro, pero ese costo lo cubre usted, porque sino pierdo toda la ganancia.

(El libro costaba 4 dólares... El envío 5 dólares)

Cliente 2 (nuevamente)
-Vieras que ya tengo el dinero.
-¡Qué bien!
-Pero es que no vivo cerca, le puedo pasar el número de mi amiga, para que usted se ponga de acuerdo con ella para ver cómo se ponen de acuerdo...

(Y después dicen porque estamos como estamos... Igualmente acepté darle mi número... Y su amiga, más trabada que el cliente y evidentemente sin el mismo interés por comprar el tiliche).

-Vieras que yo casi nunca voy por allá, no puede mandarmelo por Uber.
-Claro pero ese costo ustedes lo asumen.
-Déjeme para hablarlo con mi amiga.

(En la tarde otra persona me contactó y al día siguiente le estaba vendiendo el tiliche, la amiga, de la amiga, ni la amiga me volvieron a contactar).

Cliente 4
-Paso por su casa a las 10

(A las 10:40 pasó, por dicha no es express de un restaurante).

Cliente 5 (Artículo por valor de 100)
-¿Sigue disponible?
-Sí
-¿Por qué tan caro?
-Es el precio que encontré en Ebay.
-Es que esos valen 40.

(Como buena vendedora, no lo mandé a la mierda y le seguí la conversación).

-Mmm voy a revisar precios, porque igual lo puedo vender por Ebay (son artículos de colección).

(Me pasa los precios de Ebay, de apuestas... Yo me río para mis adentros, porque yo aposté muchas veces y sé el comportamiento que tienen los artículos en Ebay, el precio de un artículo cierra hasta que dice 1 segundo para finalizar, y muchas veces perdí apuestas por solo entrar en la puja inicial y no darle seguimiento, otras veces las gané por un dólar de diferencia... Así de sencillo y sube tanto, como oferentes y ansiosos existan).

Veo el pantallazo, 10 oferentes, el precio ya va por 60 y faltan dos días para cerrar la apuesta, suelto la risa... Y le comento que yo fui apostadora de Ebay por mucho tiempo, que esa oferta fijo cierra en 80 + 30 de envío. No me volvió a contestar. 

Cliente 6.
(Artículo en 100)
-¿Cuánto es lo menos que lo deja? 
-¿Cuánto ofrece?
-80

(En mi vida he logrado yo ese descuento... ni siendo cliente frecuente y menos aún con un artículo que ya tiene una rebaja). 

Le comento que se lo dejo pero en 85 o que le vendo otros artículos que se adecuan más a su presupuesto...

No volvió a contestar.

Cliente 7
(Artículo indica que tiene fallas por eso se vende en 100).
-Vieras como me interesa el artículo, tengo mucho de buscarlo. 
-Sí, estoy revisando para ver si está completo.

(Después de haberle enseñado las fotos, el estado del artículo y demás).
-No me hace un descuento ya que trae fallas, la caja está dañada y los manuales...  (blah blah)
-Entiendo,  90.
-Mañana puedo conseguirle de una 80
-El dinero no me urge y tengo otra persona interesada, espero que ella si me pague los 100, sino vuelvo con usted (que espero no tener que hacerlo).
-Más bien, sí espero que se decida y quiera que negociemos, que estoy bastante interesado.

Cliente 8
-Quiero éstos... ¿En cuánto salen?

(Inserte cara de enojo, porque cada uno en la foto, tiene el precio).

No cuento las otras historias, para no hacer este post eterno... Pero ahora considero a todos esos y esas vendedores de zapatos, peor,  sino trabajan por comisión. 

Si usted ve un artículo y usted lo ve caro, no le de comprar...  O acaso, usted le dice: Hola Amazon, vieras que yo quiero ese artículo, ¿Me lo vende más barato? Vieras que quiero comprar ese artículo pero ahora no tengo el dinero... ¿Me lo guarda?

Sí un artículo no se vende, nadie pregunta... Uno como vendedor empieza a bajar el precio, porque sabe que no hay demanda. De otra manera, no vale negociar. 

14 jun. 2020

Leda y la vejez

Mami ya tiene sus años, y con los años viene la vejez y los comportamientos testarudos de adulto mayor. Con mi abuela fue parecido, nos tocaba hacer mandados y debíamos ir hasta cinco veces porque para uno niño, harina es harina, no importa la marca. Otras veces, porque "algo" se le olvidaba. Al final, mi primo y yo, nos repartiamos los mandados y nos tuvieron que empezar a pagar, porque era cansado ir a la pulpería 5 veces en un día, o ir al molino, a la carnicería y luego tener que ir otra vez al mercado. Para peores, mi casa y la de mi abuela, quedan en cuesta, así que había que subir siempre, a la venida venía uno rodando con las bolsas. 

Mami es la típica señora costarricense que se automedica... Estando enferma se tomó una pastilla y según ella le funcionó.

-Karla, vaya a la farmacia y me compra ésta pastilla (me la apunta en un papel junto con otro nombre y me da el empaque).

Voy a la farmacia, le leo el papel a la farmaceutica, la farmaceutica me dice:
-No, no existe ninguna pastilla con ese nombre. 

Le doy el empaque y me da unas pastillas:
-No, no son las mismas. Ella me dijo específicamente que le comprará estas pastillas. 
-Hacen lo mismo, pero son de otra casa farmaceutica.
-Mi mamá se va enojar, no es lo que ella me pidió.
-Tiene el mismo compuesto químico. 
-Mami me va a regañar porque de esas le compré ayer y me dijo que no le funcionaron, que son diferentes.
-Dígale lo que yo le dije. 
-Mami tiene 64 años.

La muchacha soltó la risa y me dice:
-Pues sí, no le va a creer. 

Le dije a mi pareja, que mejor fueramos a otra farmacia a preguntar, porque sino me iban a reclamar. 
En la otra farmacia tampoco habían.

Llegamos a casa y el discurso esperado:

-Eso no fue lo que le pedí. 
-La farmaceutica me dijo que son iguales.
-No, esas no me sirven.
-Ella me dijo que son de diferentes casas farmaceuticas.
-No, no. Usted no fue a la otra farmacia.

Mi pareja se reía y se reía a carcajadas:
-Doña Carmen, eso dijo la muchacha. 
-No, no ustedes no fueron a la otra farmacia.
-Mami, vea el recibo que si fuimos. (mientras buscaba el recibo, me di cuenta que no tenía el recibo).

Mami se va para el cuarto con la bolsita del doctor Chapatín.

Le digo a mi pareja, ya ahorita me dice que le mentimos, porque solo tengo el recibo de la otra farmacia.

Viene a los cinco minutos con los anteojos puestos y me dice:
-Mentirosos, ustedes no fueron a la otra farmacia.
-Se lo dije.

Joven decía que me quería morir joven, porque como no quería tener familia ni hijos, no necesitaba llegar a la vejez... Ahora sé que es un paso natural y ahora que me quiero morir a los 100,  acá estoy intentando aprender con mami como llevar ese proceso. 

Ya le dije a mi pareja que tenemos que ahorrar para el Asilo de Ancianos, ya que nosotros decidimos no tener hijos... 

7 jun. 2020

Instinto Planterno

-Usted dice que no tiene instinto maternos, pero basta verla con las lombrices y las plantas.

Me estallaba de la risa por la comparación...  Porque jamás era ni va a ser comparable y siempre me ha causado molestia cuando también se compara con las mascotas. Son amores distintos, al fin y al cabo son amores, pero en diferentes formas que ni siquiera hacen viable una comparación. 

Hace un año, cuando estaba mal animícamente y desempleada, empecé a trabajar en las cuatro macetas de la casa (mi patio es pequeño y vivimos en un segundo piso, por lo que todo está en macetas), en esos helechos de señora mayor... Quería mi jardín diferente. Luego con dinero, pagué clases de bonsai y así el amor iba creciendo.

Sembraba semillas, no pegaban... Hasta que un día, escuchando música clásica sentí una conexión rara, sentía hormigueos por el cuerpo y sentí paz...  A la semana siguiente, todas las semillas habían germinado, eran flores hermosas. Crecieron tanto, que hicimos una jardinera frente a la casa.

Vieras la alegría cuando vi por primera vez a abejas y mariposas en los girasoles dando vueltas... Pero siempre viene la ponzoña y a esa, hay que cortarla de raíz:

Mi vecina (que en paz descanse):
-Se le van a robar las flores
-Pues que se las roben, vuelvo a plantar más. 

Y así pasó. Varias veces las encontré quebradas, rotas... Pero siempre plantaba más, crecían con tanta fuerza, a veces me tocaba lidiar con los gusanos, con las moscas blancas, con los bichitos, ahora la dirección de mi casa es: la casa morada, donde están las jardineras. ;) (Los de Costa Rica, entendemos lo díficil que son las direcciones acá).

Me di cuenta, que este hobbie, debía expandirse, no sé, contagiarse... Mami se contagió, mi suegra se contagió (ya tenemos tema de conversación), hasta mi novio (jajjaaaa ese fue el cambio más divertido, nos vivimos pasando canales de Youtube). Ahora estoy intentando tener en casa una huerta urbana. Los chiles ya van en camino, los tomates, ya los transplanté.  




Lo de las lombrices fue un amor distinto... Siempre he hablado de reciclar y compostar, las veces que lo había intentado mami se molestaba por la acumulación de desechos, por las moscas, etc y yo nunca lo intenté mucho. 

Pero ya el amor por la naturaleza ya había calado, que me puse la tarea de dejar de generar tanta basura, busqué puntos de recolección e iba y dejaba el reciclaje, empezamos a comprar productos más grandes, para no comprar tanto plásticos, dejé de consumir snacks y golosinas, ando mis cubiertos proprio, rechazo las pajillas, intento cargar conmigo una botella siempre, no pido bolsas plásticas. Pequeños cambios. A veces peco y me latigueo la espalda, tres veces jajajajjaa (no es cierto, pero intento enmendar mi comportamiento). 

Pero todavía había que hacer algo con las cáscaras de fruta, vegetales... Buscando y buscando llegué al método takakura y a las lombrices californianas... Así sin más, empecé ambos. Ambos funcionaron, pero me decanté más por las lombrices, por la rapidez y en casa producimos mucho desecho lo que hizo que la caja de Takakura se llenará muy pronto. (Sí ocupan saber, me pueden consultar). 

Ya saqué mi primeros 5 kilos de tierra abonada (o mejor dicho, producida por lombrices). Bastaba ver mi cara tonta sorprendida, al entender que eso eran desechos y ellas los trasformaron en una tierra abonada.  

Así que los invito a que cultiven su instinto planterno... que todo inicia por un cáctus. 

17 may. 2020

Con tuco, ¡Por favor!

** Doble sentido para los ticos... Pero no... En Argentina, se le dice tuco, a la salsa roja...


Tenía 17 años, mi primer trabajo, el mensajero, un señor en sus 50s conversaba y le escuché.

-¡Qué rico la morcilla! Quedar con toda la cara de payaso. 
-Mi mujer se baña y le digo no, amor... Vaya, salga, brinque, corra, sude y luego vuelva. Fresquitas no me gusta...

Mis oídos sangraban, nunca me ha gustado saber como los demás tienen sexo, a pesar de que escribo de ello jajajajajjajajajaa (contradicción graciosa, por cierto... Un tema de intimidad, quizá).
 
Sí, sigo riéndome por la contradicción, aunque confieso que escribo para romper con eso de que el sexo es perfecto, de larga duración, sincronizado, huele a flores, sabe todo delicioso y la primera vez con alguien, va de maravillas... (Otro post: La primera no cuenta).

Nunca había tenido sexo con menstruacción, me besaba, me tiró a la cama... Tuve que decirle, no le importó... Si a él no le importaba... A mi menos... Además, era su cama. Trajo un paño, lo puso cubriendo la cama... Me trató de maravillas, le perdí miedo. 

Yo iba contenta con dicha experiencia, iba a celebrar con mis amigas que ya iba en serio, que me estaba enamorando... Y así, sin más ebria, lo conocí a él... (Mi amiga aún recuerda ese día, las tres ligamos... Nunca más ha vuelto a pasar, creo que fue para Mayo/Junio, 2012)

(Claro, mi primer beso, ese si recuerdo el día 09 de julio ajjajjajajajaj, mi virginidad no, esa fecha fue sin pena ni gloria).

Unos años después, una situación similar... Mucho deseo, menstruacción... Él dijo... Ok.

Pero había una diferencia, era mi cama.

-No, en mi cama no.

Lo tiré al piso.
-El piso está frío.
-Es lo que hay.

Me subí encima de él, gemidos, quejidos... Yo sentía la vejiga llena, que explotaba... Deje de apretar...

Nos venimos.

Mientras nos separábamos... Eso fue escena CSI, él veía con cara de miedo su pene sangrado... No sabía ni como limpiarse... Tenía arcadas... Parecía que iba a descomponerse.

Yo me reía y me reía... Él ni podía moverse. Tuve que limpiarlo... como un bebé.

28 días después

-Estoy con mi periodo
-No, está bien, mejor esperamos. 

28 días después

-Estoy con mi periodo.
-Lo hacemos en la ducha
-Ok

Nunca me había pasado antes

-There's always a stage when someone's falling in love with you that they lose their erection. They get confused, they panic, the stakes get too high, the blood rushes from their dick to their heart.

-And everything is fucked.

Fleabag, Episode 6

(Siempre hay una etapa en la que alguien se enamora de ti y pierde su erección. Se confunden, entran en pánico, las apuestas son demasiado altas, la sangre corre desde su pene hasta su corazón. Y todo está jodido).

(Por cierto, serie recomendada, en Amazon Prime: Fleabag).