31 ene. 2011

Entendiendo a los Hombres: ¡Tenías que ser HOMBRE!

Les debo post.... Muchos post... Pero ví que ENERO lo moví un poco, un poquillo.

Este post está díficil de escribir, porque son puros "remiendos" de varias historias que deberían componer una. Amores perros o Crash es mantequilla, a la par del montón de historias que acá se amarran... Así que disculpen si se pierden, intentaré que se ubiquen en el camino. En la historias reales son aproximadamente 20 personas, 19 hombres para ser precisa, pero haré que todo recaiga en 4 personas, 3 hombres y yo. Y en este momento, me gustaría tener una cámara y grabar escenas.

Equipo de filmación alistando el equipo y Karla, Karla molestando (o cumpliendo su puesto, que es revisar todo, y cosa que pidan los demás cumplirla, en ese caso era SOYLA, Soy la que revisa el equipo, Soy la que atiende a los actores, Soy la que sirve la comida, SOY La MEJOR...):

¿Está la cámara? ¿El cable? ¿Probaron las luces? ¿Llevan lámparas? Bla, Bla, Bla... Perdón que los moleste, pero Murphy siempre molesta.

HISTORIAS DE UN ANDRÉS UNO

Llegamos y hacía un sol.

Está haciendo mucho calor, si quieren me dan los sueters y yo los pongo allá.

Andrés1
y Andrés2 (para que pensemos en uno mismo, eran dos hombres, pero con la misma "actitú")

Y él con su seriedad me volvió a ver y dijo: ¡No, está bien! Mientras se lo amarraba a la cadera.

Alisté la mesa para desayunar, los invité y dije:
-Vengan, vamos bien de tiempo, pueden sentarse y hablar al mismo tiempo de las escenas, que no van a crecer más por comer de pie...

Y ellos, ellos se quedaron de pie mascando el sandwich, con cara de pocos amigos.

Cambiamos de set, había que llevarse cámaras, cables y yo empecé a cargar... Ellos parecían molestos por la ayuda... Y yo, yo no sabía porqué estaban tan enojados.

Llegamos al otro set, había que mover una tabla, le ofrecí mi ayuda y con una cara arrugada me dijo:
No, tranquila, es MUY PESADA.

Corriendo fui a buscar a "OTRO HOMBRE" que si le pudiese ayudar. Alistaron las cámaras y empezaron a grabar.

Ví cómo el jugaba de ser MULTI-TASKING, pero no le salía... Le volví a ofrecer mi ayuda (ese era mi puesto) y me dijo que debía hacer, y aún así él seguía haciéndolo.

Enojada, enojadísima le contesté:

-Expliqueme cómo quiere que lo haga y lo hago, no dudo que ud pueda hacer las dos cosas, pero yo solo quiero facilitarle las cosas y que terminemos rápido.


Entre refunfuños me explicó, mal, pero lo hizo.

HISTORIAS DE UN ANDRÉS DOS

Horas después, empecé a guardar las cosas, y le dije: Ayudeme a traer aquello que yo sola no lo aguanto, para ir guardando e irnos más rápido.

Me volvió a ver con una cara de desprecio y me dijo:

-No, luego lo van a volver a ocupar.

Enojada por la prepotencia con que lo dijo, le dije: -¿Quién quiere que le diga que ya no lo ocupamos?¿Diego?

-Diego, venga acá, ¿El dolly se va a ocupar más?
-No
-¿Podemos recogerlo?
-Sí.
-Gracias.

Cuándo lo estabamos recogiendo, pregunté:
-¿Cómo quito esto?

-Presione ese botón y empuje hacia abajo.

Definivimante, no lo logré y él lo hizo por mí...

Puteada, pero manteniendo la "bonita" actitú:

Perdón si le resulté impertinente, o pensó que no podía hacerlo, pero dónde yo estudio no tenemos este equipo y a mí me gustaría aprender a usarlo, podría explicarme bien y de nuevo ¿Cómo hacerlo?.

Me dejó desarmar lo que quedaba y guardarlo.

Estabamos recogiendo algo alto, y rápidamente ofrecí la escalera, corrí a traerla, la coloqué y el "otro" Andrés empezó a dar saltos de mono, uno, dos, tres... Y yo, con la escalera... Cuarto, quinto, sexto salto y lo recogió...

Y uno de ellos con cara de vergüenzar dijo: -Gracias por la escalera, ya lo resolvimos.

Intentando mantener la cordura, me fui y los dejé trabajar "solos"... Al momento llegaron:

-¿Dónde está el desatornillador?

-¿Ahora sí, me ocupan?

Y entre risas y rojos, rojos agacharon la cabeza y yo... Yo cansada de ofrecerles siempre las cosas en la mano señalé unas cajas cómo a 25 metros, contesté:
-Sino está en aquella caja, está en aquella otra y sino está en ninguna de las dos... Uds lo perdieron.

Y para ir amarrando una cosa con otra... Y uds amarren sus cabos:

HISTORIAS DE UN NO ANDRÉS TRES:

Karla bajándose del bú... Y el NO Andrés intenta darle la mano como soporte... Karla lo ignora y lo deja con la mano en el aire... El NO Andrés avergonzado camina hacia otra dirección y hace el comentario:

-Me despreció la mano.

Le voy a decir algo, que no sé si le sucede a todas las mujeres, o a las mujeres zurdas con la rodilla mala como yo. No le desprecio la mano por juega de viva, simplemente me resulta más incómodo apoyar mi lado derecho, cuándo  la primera pierna que pongo es la DERECHA, un día me confié en el soporte y me caí. No quiero que me pase de nuevo.

En la noche, después de haber jugado paintball en una mesa de 9 personas, 7 hombres, 2 mujeres (bueno, la linda que valía por media mujer, porque lo que tenía de linda lo tenía de "sin gracia", intento recordar su voz,pero creo que era muda). Y Karla, Karla con un hielo bajándose el moretón mientras escuchaba a los chicos hablar:

Estaban los hombre vacilando por la comida... Y llega uno y le dice con voz de mujer:

-¿No podés comer y escuchar al mismo tiempo?

Se vuelven a ver todos y se ríen.... Y dice otro:

-Uy mae, cómo detesto eso. Yo como y pongo atención.

Y le contesta otro a la mesa:

Una juega de viva me dijo: Es que vos no podés mascar chicle, prender un cigarro y caminar al mismo tiempo.

Y peor aún cuando le dicen: ¡Tenías que ser hombre! Lo detesto.

O esas que le desprecian a uno la mano cuándo se bajan del bus.

(Y sí, sentí que una mirada me traspasó la mesa... Y me reí).

Entre risas dije:

Para mi defensa, no soy una mujer multi-tasking por más que lo intente, soy hiperactiva y parece que hago muchas cosas a la vez, pero no, no es cierto. Intenten hablarme cuándo escribo un mensaje o cuándo intento llamar a alguien, para que vean que me da una embolia.

Ja jaa, ud es otra de las que no puede mascar chicle, caminar y prender un cigarro al mismo tiempo.

No lo he podido comprobar aún, porque no fumo, ni masco chicle...

Luego cuándo nos ibamos y subiendome al camión bastante alto, con una rodilla menos:

Ud dijo que las mujeres no nos dejabamos ayudar, ¿Me ayuda?

Claro, ¿pero acá cómo le hacemos?

Empujeme por las nalgas, mientras me agarro del asiento.

Me volvió a ver con cara de ¿Qué putas le pasa a ésta?

Hablo en serio, o que quiere que haga, ¿qué escale por el camión?

Y me subieron, cómo si me subieran a un toro...

Al final bajandome del camión, y viendo cómo no podía bajarme, maldosamente me volvió a ver y me dijo: ¿Ahora sí, va a dejar darse la mano?

Y sólo le pude contestar:

Más que mano, agarreme entera, que acá solo tirandome me logro bajar.

Y sí, los hombres son unos bellos, a ellos si les gusta ayudar, pero no les gusta que le ayuden sino lo han pedido...

Y eso, somos diferentes, y no solo en género, en tamaño, en crianza, en forma de ver la vida... Y la aceptación es la clave de todo.

PD1: Cuándo se suban a un camionzote, busquen escalera o a un macho men.
PD2: Si alguno tiene una rodilla izquierda que le sobre, agradecería que me la regale, o me la preste, o me la alquile en especies.
PD3: Un hombre puede ser muy guapo, pero con mala actitú se le va esa chispa de sabrosera.

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones