6 ene. 2011

¡Acicalame ésta!

ETIQUETAS:   /  6 Comentarios    
Tengo mala memoria, muyyy mala memoria... Y aunque uds no lo crean este blog nació como una obligación para fortalecer mi memoria y recordar hechos.

Miles de veces me ha pasado el: "Se acuerda de que..." Y yo con un seco: "Para ser sincera, no... No me acuerdo y sé que ud no me va a creer..."

Las personas le llaman memoria selectiva, pero que va... Para lo que selecciona (inserte cara haciendo pucheros).

Pues a veces cuándo estoy hablando dealgo me vienen unos chispazos y amarro ideas de una manera vólatil... Y ahora me acordé de varios "pachos" en el "acto"

PACHO #1

Mientras me mordían las caderas:

-Mirá tenés un lunar en forma de corazón
(Pff para ser honesta es un manchón café, que es como las nubes, tiene la forma que se le quiera dar).
-Ja jaa sobretodo... Forma de mancha es lo que tiene.
-No en serio. ¡Ve!


Y se va corriendo por toda la casa... Cuándo 25 minutos después llega todo emocionado con un marcador permanente... Y va dibujando un corazón encima de la mancha... Obviamente mi feromona se había apagado.

Basta decir que el lunar pasó a un color rojo carne cuándo intenté quitarle el grandioso corazón con marcador permanente.


PACHO #2

Estaba en 4, mordiendo almohada porque ya gritar no da, es ese momento  en que solo salen sonidos guturales... Y uno sabe que en 5 segundos hace una "naciente".

Cuándo con su voz emocionada como niño abriendo su bicicleta envuelta papel de regalo (sí, sí eso de que no se necesita quitar el papel para saber que es).
¡Tenés una espinilla ciega en la espalda!
Inserte silencio de... Jebús, ¿Qué putas contesto?

¿Me deja reventarla?

(Inserte cara de espantada esperando un: "Estas en cámara escondida") Y con una voz de... Oh Jebús, en serio es esto una buena broma: -Okkkkkkk

Y sí, él desquitó todas esas veces en que sus ex-novias exprimieron su cara, su espalda o lo que le hayan exprimido... Porque su cara de felicidad maquiavélica a traves del espejo no tenía precio... (algo así como ver al Grinch pegando brincos porque a Santa Claus se le varó el trineo)

Basta decir que la espalda me dolía no por la grandiosa sesión de cama sino por las uñas que me metió de pura "maquiavelez".

PACHO #3:

(Si mal no recuerdo con él me pasó el pacho 2... Y otros tantos, que mejor voy recordando de a poco, sino escupo el monitor de las carcajadas)

Él estaba arriba jugando de intrépido y de chico quebrador de nenas y la cama empezó a crujir (intenté escribir el sonido, pero que va)... Más y más fuerte... Él emocionado porque crujía y con un pellizco le dije:

Puede que a vos te excite, pero a mí me apaga todo este sonido.

Él intentó acomodarla y jugando de Tarzán se mandó (algo así como el salto del tigre ja jaa)... Plun, plan, plin, plon,plan... Solo faltó que saliera humo para hacerla negra y trompuda.

Karla y su chiquiguilis con cara de: ¿Jebús, todavía estamos enteros?

Y pos, sí, la cama se vino abajo... Bueno como que se torció y caimos extrañamente y nos desbaratamos la vida. Obviamente prendimos el televisor y vimos fábulas desnudos...

PACHO #4

Había amanecido en su casa...

Estaba encima de él desnuda "hablando" cuando se abre la puerta y su glamoroso papá vio la blanquez de mi "piel"

Después del grito rutinario, de las carcajadas comunes, buscar la ropa desperdigada en el suelo y poniendo tranca a la puerta el ex-suegro entre carcajadas al otro lado de la puerta:

¡Venía a ofrecerles desayuno, pero veo que él de uds está mejor! Si les sobra, encantado acepto sobras.

Cuándo le conocí al suegro las nalgas fue el típico: ¡Me las debía, pero mis tetas estaban mejor!

PACHO #5

Más que pacho, fue una de mis salvajadas lo acepto... Pero él se lo gano. En guerra avisada...

Él había movido cielo y tierra para que se la chupara... Empecé a besarlo y mientras la colocaba en mi boca, él me amarró el cabello para verme mejor la cara y empezó a empujar mi cabeza.

Sentía que su pija tocaba mi campañilla y sentí nauseas... Si seguía así... Me vomitaba... La saqué de la boca.

Cuento 1... No quiero llegar a 3, si me vuelve a empujar la cabeza se la arranco de un mordisco...

Sus piernas temblaban y él no sabía que hacer con sus manos y nuevamente empujo mi cabeza...

Cuento 2... Y en el 3 va a sentir el mordisco.

Grrrrrrrrrrrrrrr.

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh y entre gritos ahogados, mentadas de madre y lágrimas él decía (o intentaba decir porque parecía a la Chilindrina y no se le entendía nada)...

Desgraciada, no pensé que me la fuera a morder...

Quisiera decir que él aprendió a no empujar cabezas, pero esa fue la primera y última vez que se la chupe... Basta contar que ha sido el noviazgo más corto de mi historia... Pero no fue por eso, fue porque me pusieron los cachos a la semana siguiente y me di cuenta 2 meses después...

PD: Titis me vale un "TULO" que leas el bló y no quieras (o tal vez sí) que escriba de tí... Así que preparese, y no quiero verlo haciendo pucheros... Que este bló ocupa acción :) y un poquito de sepso.

6 comentarios:

  1. como me he reido jajajajajajajajajajaaa! a mi mi suegro me el rabo y me podria morir yo creo jaajajajajaja y lo de la espinilla esta epico jjajajajaja! buenisimo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ewwwwwwwwwwww la espinilla! La cama abajo la pura ooonda jajajaja

    Abrazos convexos numericos

    ResponderEliminar
  3. O_O Jajajaja Lo mejor, sin duda, lo de la espinilla, fijo que él sufrió mucho de granitos durante su adolescencia xDDDD
    ¡Feliz año (aunque ya esté entrado jeje)!

    ResponderEliminar
  4. Está buenísimo... Seguiré leyendo lo que hagas... Saludos

    ResponderEliminar
  5. Y después dudan sobre cómo se le ocurre lo que se le ocurre a la ficción...jajaja

    Como siempre, gracias por compartirlo..
    :)

    ResponderEliminar

Comenten cabrones