20 ene. 2011

38 Grados

ETIQUETAS:   /  0 Comentarios    
Él me besó y al sentir mi la cara:

¿Todavía estás enferma?
No, creo que no.
Pero estas caliente
¿Ahhh?
Tenés calentura, tenés la cara caliente.
¡Calentura corporal!


Y sí, mi cuerpo ardía... Y entre risas le contaba esa historia a mi vecina... Yo estaba tan Grrrr y él ni sospechas, yo casi que me arrancaba la ropa... Y él ni sabía... (o eso creía).

Después de estar casi desnuda (me quité todo sin sentirlo, pero me quedé con una media rosada y de la blusa me safé solo una manga) y él TODO vestido, supe que sí, estaba caliente.

Al finalizar TODO le dije:
¡Toqueme la cara! Creo que ya no debería tenerla caliente.
Ja jaa, mirá si era cierto.

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones