4 dic. 2008

Que ricas carnes II

ETIQUETAS:   /  0 Comentarios    
Parte I  - Parte III

Intentaba tener mi atención alerta, no quería perder ningún detalle. Quería recordarlo todo, los olores, los sabores, las sensaciones. Todo ocurría tan rápido, más de lo que podía memorizar.

Decidí abandonarme simplemente a lo que ocurriera. De ahí en adelante era como una película en la que se mezclan las imágenes. Los recuerdos se desordenan. Haciendo memoria para recordar los detalles, lo que no olvido es el olor: sudor, sexo, carne…

Esos olores que siempre dan hambre de placer. Nos dirigimos a la barra, un trago para aligerar la impresión o bajar el calor de nuestros cuerpos lujuriosos e hirviendo... Tanto sudor resbalando por la espalda era la evidencia de ello. Sentía un nudo en la garganta, pedí lo mismo de siempre... Nunca había ido al lugar, pero se me hacía familiar…

Era un club swinger...

Mi amigo me explicaba las reglas del lugar:

Regla #1: No es no… Nadie te obliga a nada sino querés… Me guiaron por el salón, y me dijeron…

Regla # 2: En aquel cuarto podés ver o hacer, pero en el otro cuarto
Curiosa por el otro cuarto, buscaba donde estaba… No le veía…

Parte I  - Parte III

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones