26 dic. 2008

Carta Respuesta...

ETIQUETAS:   /  4 Comentarios    
Hola, espero hayan pasado una feliz navidad, yo algo disgustada porque me levante temprano a buscar mi preciado regalo, y me encuentro unos envases de helado vacíos, unas películas porno, un San Antonio de cabeza y una carta que decía así: Querida Puta Desgraciada: Como has recibido tantos regalos, pensé que no extrañarías el mío. Sé que te has portado muy bien –claro, con tu definición, porque con la de tu mamá, aún tengo mis dudas-. Pero te has “portado tan bien”, tanto así que algunos niños –y no tan niños- me pidieron clones tuyos… Por eso es que ando algo enojado con vos… Ya tenía preparadas todas las muñecas inflables de Angelina Jolie listas y vos me lo arruinaste. Con lo de tus tarifas tengo algunas dudas, porque si pusieras un buzón de sugerencias verías que muchos piensan que algunas veces exageras con los precios y otras te menosprecias… Además también he notado que con todos los clientes no sos pareja y que con algunos tenes preferencia y hasta menú de la casa les enseñas –más enojado porque ni yo lo conozco-. Además que no das lo que muchos esperan. Claro entiendo que no queres compromisos y tenerte de novia es imposible, pero dar una ilusión y cambiarte el nick no vendría nada mal, ya que muchos quisieran hablar de ti, pero xxxx… Aún sigue siendo chocante… -ya imagino la cara que debes estar haciendo al leer esto y el word le puso la censura-. Y sé que estas medio molesta, pero es que los videos porno te los deje porque leí que tu segunda vocación seria “Recepcionista de líneas eróticas" , entonces te dejo varias películas para que practiques los gemidos fingidos, además de las frases repetitivas –no me enojaría si me grabas un disco compacto en que repitas 100 veces “Duro Colacho”-. No te deje el muñeco inflable, porque usando la lógica hasta yo quisiera tener uno de esos –bueno esas-. Y está bien que hago juguetes, pero si hago uno de esos, el otro año me lo pedirán por docenas –y no quiero imaginarme las marchas de hombres ni sus cartas en las que se quejan de mis jueguetes-. También notaras que le di preferencia a tu mamá que ella si se porta “mejor” que vos, y que te lo cuento y es secreto -espero no se lo recrimines- pero me pidió por ti y que ya estabas muy grande para seguirte trayendo jueguetes y que además te acostabas tarde por estarlos usando, tanto así que me pidió un San Antonio para rezarle y pedirle un esposo para vos. No te deje condones, porque con eso de que tu mamá los encontró la vez pasada y leyó mi tarjeta, se me cae la cara de vergüenza. Como viste la mesa no pude traértela pero puedes seguir usándola, porque al igual que tu cama, te la fortalecí con algunos cables de acero y una docena de tornillos. Te deje helados de caramelo con vainilla –bueno en realidad la basura, porque al mirarte me antoje y sin nada que comer... - Ya me entenderás… Con gusto me quedaría en tu cama, sino estuviera la Señora Claus, porque con eso de la imagen negativa y la publicidad, un divorcio me vendría mal y hasta sin trabajo me quedaría si los niños no escribieran… Aquí deseando que hayas disfrutado la Navidad, Se despide: Tu Santa Claus Infeliz Jo jo Joo PD: Mándale la misma carta a los Reyes Magos, que si no te mandan el muñeco, allí tenes 3 para escoger… Y con respecto a la versión femenina, cuando te la iba a dejar una, vi que dormías con una abrazada y me dio envidia que luego hicieras trío sin mi…

4 comentarios:

  1. a la puta... y a donde escribes estas putadas? sentada en la banca del parque? en la cama chinga? en el baño enjabonada? en la iglesia? en mcdonalds viendo la lluvia caer... en tu brete?

    ResponderEliminar
  2. buenisimo! Santa es un reprimido de aquellos!!! vas a mandarle carta a los Reyes?

    ResponderEliminar
  3. Jaja muy divertido.

    Ojo con andar enganchandose con los clientes, pero eso sí: diviertase mucho, que es lo más importante en el asunto.

    Muchos besos dulces, señorita.

    ResponderEliminar

Comenten cabrones