21 jun. 2011

De los abrazos ricos

ETIQUETAS:   /  0 Comentarios    
Cuando ando las pilas bajas y ocupo corrongüera (ternura, cariñosiedades o en su "traducción" correspondiente ) voy a buscar a mi hermanita.

No he llegado a la puerta y gritado "Mechuda" cuando ya viene corriendo y me tira las llaves debajo del portón para que entre.

Estaba entretenida dibujando en su cara con su làpiz mágico un leoncito, le hago la greña, la cola... Cuando veo que empieza a llorar y se va resentida a la otra orilla de la cama...

Extrañada me quedó viéndola, le hago pucheros y bajó mi cabeza:

-¿Qué te hice?

-Hemanita me (mientras se punzaba el ojo).

Apenada porque no me había dado ni cuenta y sin saber cómo solucionarlo solo supe decir:

-Venga y me da un abrazo que así se quita el dolor.

Llega la corronga, agarra impulso y se hace tirada de panza sobre míy me da uno de esos abrazos riquisimos, se me queda viendo y me pela todos los dientillos, le guiño los ojos (sí, sí no sé guiñar, uno, unito) le beso los ojos y con cara de culpabilidad y la voz toda entrecortada:

-¿Me perdonas?

Me besa la frente y empieza a reír:

Sí hemanita, (mientras gira por la cama y "empieza a volar") dibujame una cola, soy un pajallito.

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones