30 abr. 2011

Desconocidos

ETIQUETAS:   /  0 Comentarios    
Tenía tiempos de no salir de fiesta, de esas a las que yo estaba acostumbrada:

Amanecer en la calle con los pies adoloridos de tanto brincar y sin voz de gritar "Vuelta, vueltaaa"... Con uno o dos números en mi celular, y quizá si andaba de humor un mordisco en el cuello y varias pláticas sin sentido que no iban para ningún lado. Un sueter perdido, que se sumaba a la lista de objetos JAMÁS RECUPERADOS PERO SIEMPRE LLORADOS, y con suerte, las llaves en el bolsillo y el dinero del taxi para volver, En el peor de los casos, el pase del bus exacto para volver en el primero de la mañana con el maquillaje corrido y las ojeras que pedían cama.

No planeamos salir, yo llevaba justos, los pases del bus... Conversación vino, conversación se fue... Eu, Ronaldo y Karla terminaron en un bar...

Bar es decir mucho, porque es más grande mi sala... El batender nos dejó seleccionar la música, y empezamos los 3 a "bailar" como desquisiados... Tragos venían e iban... No sé cuántos nos tomamos porque no pagué ninguno (obvio que cuándo uno paga, los lleva hasta numerados).

Pedí ser DJ, quería brincar al ritmo de los Fabulosos Cadillacs, sientes que te miran... Vuelvo a ver, me topo su mirada, le hago señas y empezamos a brincar...

Suena el hip hop, se me acerca, me toma de la cintura y empieza a hacer pasos, nos seguimos el ritmo, hasta el sudor y los jadeos iban en sincronía...

Bailamos hasta hacerle un hueco a la pista... Y empezó la salsa... Nos miramos... Y ambos hicimos una cara de: "BUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU"

-¿No sabes bailar salsa?
-No.
-Yo tampoco.


Y empezamos a hablar de temas tan extraños, de sueños, metas, de lo díficil que es vivir independiente, de los amigos, de los ex-amores, de las relaciones, de las reacciones que uno tiene ante emociones difíciles, de lo doloroso que es terminar con alguien por exceso de amor y falta de tiempo, del sepso por pura calentura, del perder amigos, de lo díficil que es manerar los sentimientos, de lo complicado que es amar...

Mis amigos me hicieron una seña, era tarde, muy tarde, tanto que ya estaba amaneciendo... Era hora de irse.

Nos abrazamos y nos despedimos como si fueramos los mejores amigos que se ven cada dos años para actualizarse de sus "estados emocionales y cómo va su vida"...y el típico: "echar pa' lante que no hay de otra, ya que quizá mañana amanezca mejor"

Y mis amigos se empezaron a reír...

-¿Ni un beso?
-¿Ahhh?
-¡Ni un beso le diste!
-No sé ni cómo se llama, ¿Crees que voy a compartir fluidos con un desconocido?
-¿Quéeeeeeeeeeeee? ¿Y entonces de que hablaron tanto?
-De otras cosas más importantes que uno siempre quiere hablar con un desconocido, porque le tiene más confianza ya que sabe que no las va a contar y que no lo va a volver a ver... y si lo ve, quizá ni se reconozcan en la calle... Igual, ya me pasó "la fiebre" en que uno coleccionaba números a los que nunca volvía a llamar...


-Vos si estas loca...

-Sí, eso no es nada nuevo... ¿Entonces tomamos café en mi casa?

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones