18 mar. 2011

Nos cayimos

ETIQUETAS:   /  2 Comentarios    
Siempre les he gustado a los niños/bebés o cualquiera que mida menos de un metro, me abrazan, me babean, me besan a pesar de que no me guste...

De cierta manera les tengo miedo por frágiles, me desesperan los lloriqueos y el chantaje vil que hacen de ello, suelo tratarlos como grandes, tanto que he tenido discusiones fuertes con familiares por mi forma de interactuar con ellos. Y aún así, ellos extrañamente me aman. Y yo, yo amo sus juguetes.

Y ayer, ayer mi hermanita me enseño una lección...
(Soy hija única a la que por una aventura de su papito... Le aparecieron dos hermanos ya bastante vieja... Ahora tengo dos hermanos, mi hermano tiene 7 años y mi hermana "La mechuda" tiene 2 años).

Papi me dijo:
¿Sabes patinar?

-Yo patinaba... O solía hacerlo...

-Busque los patines allí en el cuarto de Carlos

-Mechuda, vamos a buscarlos...

Allí estabamos las dos metidas debajo de la cama buscándolos. Y aparecieron, las dos pegabamos brincos de la felicidad. La mechuda hacía que me los amarraba (cuándo los desamarraba) y yo... Yo volvía a amarrar lo que ella desamarraba.

Y salimos a la calle, realmente no sé quién sostenía a quién... Nos tambaleabamos, contabamos pájaros y ella preguntaba por todo.... Me sentía una genio por tenerle las respuestas tan exactas.

¿Cómo hacen los pelitos?
Guau, guauu.

Iba tan entretenida que no ví un hueco en la acera y por hacer que ella no se cayera conmigo, di varias vueltas y caí mal muy mal... (No pregunten)

Mientras veía que a la Mechuda no le hubiera pasado nada, veo que se tira al piso, se agarra la rodilla, se toca la frente y entre risas me dice:

-"Auch, nos cayimos"

Estaba a punto de que me salieran las lágrimas del dolor y justo cuando la escuché... No paré de reírme...

Cuándo llegamos a dónde papi, le contó una y  mil veces diferentes cómo nos "cayimos"

Y justo así, supe que amaba a los niños porque ellos son los que impulsan mis locuras, me amarran los patines para volar, me toman de la mano para guiarme, me hacen sentir inteligente y se caen conmigo para no hacerme sentir mal... Y que aunque ahora ande renquiando cada vez que recuerdo la "cayida" esbozo una sonrisa de complicidad....

2 comentarios:

  1. Vos sos una niña grande, ese es tu gran encanto, que no te complicás la vida, me encanta leerte, ojalá te mejores!

    ResponderEliminar
  2. los niños para ti eran como los perros eran para mi: entre mas los espantaba, mas se me pegaban y mas me relamian toda...ahora tu amas los niños y yo a los perros...todo pasa x una razon jejeje.
    vos tenes dos hermanos y yo tengo dos perros que casualidad mas puta, no puta?

    que falta me hacia leerte puta. estoy de vuelta por aca.
    saludos.

    ResponderEliminar

Comenten cabrones