7 mar. 2011

Casado sin rabo de chancho...

ETIQUETAS:   /  4 Comentarios    
PD: Casado acá se usa para hablar de un almuerzo o comida que incluye arroz, frijoles, ensalada, algo "fuerte" (carne de res/cerdo-pescado) y un algo más, usualmente un plátano maduro....

Nunca he negado que me gustan las nalgas... ¡Me fascinan! Mis amigas cuestionan mi preferencia por las nalgas, el problema es que las mujeres que no le gustan no saben reconocer unas buenas nalgas... Confunden las nalgas, con gordura... Porque sí, los hombres "pochotes" (con exceso de carnita) usualmente se les hace una llantita mal acomodada que se pierde con la espalda y termina en intento de nalga.... ESO NO SON NALGAS... ES RABO DE CHANCHITO :)

(Pido disculpas a las personas con sobre-peso por ser tan así, pero los flaquitos son lo mío, además me preocupo por su salú y hoy ando venenosa, Culebra García me dicen ahora :)

Ahora sí, y pa las que no saben pa' que son las nalgas... Lanzo una pregunta:

¿De dónde se agarran cuándo están...... BESANDO?

(Jooo, joooo... Y sí, permito que perviertan las acciones)

Y a todo ¿Qué son unas buenas nalgas?

Unas buenas nalgas SON OVALADAS, no redondas, no empiezan en la espalda... y... y... no sé cómo explicarlo "escritamente"... Digamos que uno sabe el tamaño por dónde termina la curvita... (jo joooo). Y cuando no... INSPECCIONA.

El punto es que.... Yo bailaba, bueno corrijo, brincaba y me movía electrónicamente... Y el pasó detrás mío... Sentí algo... Y no, recuerden era electrónica, no reggaeton.

Volví a ver... ¡Quuuuéeee belloooo traserooo!

Feliz me hubiese ido haciendo trencito... Una, dos, tres... Perdí la cuenta las veces que lo ví o mejor dicho... ¡Que se lo ví!... Él lo notó, bueno notó que lo miraba, pero no notó lo que yo le miraba. (Era parte del staff, así que podia tomarse atrevimientos y acercarse a la mesa varias veces sin que nadie dijese nada... Y yo feliz cuándo daba la espalda).

Y mis compas perversamente enviamos a mi amiga "medio-ebria" (jiii jiiii, ya sos parte de mis historias) a hablarle al chico... Y entre hip e hip ella volvió:

-¡Es casado!

Y Karla usando sus reglas básicas de vida y con cara de Buuuu.

Emmm, no... Ni casados, ni bisexuales ni con novia... Con tener a mami ya tengo suficiente, escalofríos me dan imaginar a la doña llamando a gritarme lo zorra que soy por coger con su marido...

Seguimos la fiesta, el bar nos echó y él... él casi que nos fue a dejar a la puerta y nos dijo:

-¿Quién quería conocerme?
-Yo, pero me dijeron que eras casado.

Se agarró el anillo, lo exhibió y con una sonrisota dijo:

Sí, le dije a ella que soy casado Pero a vos te digo, que si querés tomar el riesgo no me enojo.
Uy no, yo con casados no. Esos tríos no son lo mío.
¿Cómo es que te llamas?
Karla.
Mucho gusto Karla (mientras intentaba saludarme de beso y yo friamente y con dificultad extendía mi mano)... Yo me llamo ¿¡
¿Cómo era que se llamaba?! !?

Y así, así sin más le dije ¡Adiós a las nalgas! (Tendría nombre, si lo recordará... Pero no).

Algo que no puedo prometer y que tampoco está en mis reglas... Es que si lo vuelvo a ver, no se las mire ni las desee... porque... ¡Quuéee buennnnas nalgas!

4 comentarios:

  1. Esas tus historias son adictivas, yeguadas putezcas diras tu, pero muy buenas, no se como le haces para sacarle feeling a cualquier mamada. Buena nota, Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja si, definitivamente con casados no. Antro, nalgas y alcohol, eres de las mias xD

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. #Samadhi: Ja jaa, tengo un imán para las "yeguadas"... ¿Qué se le va a hacer?

    #Baby Cohete Todoooo lo que se necesita en la vida para ser feliz

    #Moscardón Doble Grrrr.

    ResponderEliminar

Comenten cabrones