19 may. 2012

Intimidarte

  /  0 Comentarios    
Ahorita intento recordar bien el orden de las cosas... Pero no, no lo recuerdo... Sé lo que dije, sé lo que contestó, pero no como vino la conversación... Pero fue masomenos así... (O al menos los fragmentos que recuerdo)...

Se estaba bañando... con la puerta abierta...No pude resistir la tentación de ir a mirarlo... Woooooow.

Me empezó a hablar, yo babeaba al verlo... Tomó la toalla y se empezó a secar. Le hice una seña con las manos de que quería que diera una vuelta...

Apenado lo hizo, mientras se cubría con el paño su pilín. Me reí.

---

Lavaba los platos, y llegué por detrás a abrazarlo y besarlo, de puntillas, intentaba mordisquearle el cuello.
Empezamos a hablar...


-A veces a mí me pasa que no pregunto... No sé preguntar, nunca he sido preguntona.
-Me doy cuenta.
-Nunca he tenido la necesidad de hacerlo, si alguien quiere contarme algo...  Lo hace. Aunque siempre a primera impresión, pareciera que tengo falta de interés.
-Eso sigo creyendo yo.
-Mmm...Siempre he preferido que me cuenten lo que me quieren contar... ¡Cuestión de gustos!


-Me intimidas.
-¿Por qué?

-Yo quiero contarle algo...
-Cuente.

-No nada.
-Cuente.

-No nada.

Y así, cambiamos de temas... Nos despedimos, yo para mi trabajo, él para el suyo.

Me subí al bus, me senté, y le estaba escribiendo un mensaje... Y me llegó uno:

-Oiga usted no me intimida, es que provoca algo tuanis en mí.. Entre más la voy conociendo más me gusta... Y hace tiempo que no me sentía así, vengo de una temporada de relaciones muy mierda... (Para que no quede aquella idea a medias).

Me cagué... Y le mandé una CARITA FELIZ CON GUIÑO, sabía que NO tenía que preguntar, allí estaba la respuesta, esa respuesta que NUNCA quiero saber.

Y fue una de esas ocasiones en que debí  decirle: -No se enamore de mí, no sienta nada por mí, que no vamos a llegar a ninguna parte... Pero no lo hice...

Y un día así sin más, nos despedimos, él con la esperanza de no verme nunca más... Yo, yo con la esperanza de verlo en el camino de la mano con una buena mujer porque de cierta manera, él se lo merecía (y merece).

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones