6 may. 2012

Cambio de papeles

  /  1 Comentario    
Él estaba tumbado, desnudo... Yo encima, mordía su espalda... Sus piernas, sus nalgas... Amo sus nalgas... Lamía su cuello...Él gemía y se retorcía todo...

-¿Quieres sexo?
-¿Porqué lo preguntas?

-Estoy sensible, me duele la cabeza.
-¿La cabeza?
-Sí, (mientras se volvía y señalaba su pija).
-Algo queda claro, ya sabemos quién es la mujer en esta relación.

PD: El tonto tenía la cabeza sensible... Porque en su estado primitivo se restregó contra mi pantalón mientras me besaba.... Su miembro quedó atrapado en mi faja rockera...

1 comentario:

  1. jajajaja esa zona sensible del cuerpo necesita mucho cuidado jajaja saludos

    ResponderEliminar

Comenten cabrones