30 de may. de 2011

¿Karla con C o con K?

Lenocinios ,   /  0 Comentarios     Edit
Siempre cuándo me preguntan mi nombre para guardar mi número, automáticamente algunos ya lo piensan-escriben con K... Otros preguntan...

Siempre respondo lo mismo: Suena igual con una o con otra... Pero en mi cédula aparece con K.

Tengo una memoria de mierda con los nombres... No mierda... Mierdísima, por lo que adquirí la manía de NO preguntar nombres... ¡Nunca lo hago!. El problema se da, cuándo en una mesa hay varios y quiero hablarle a uno específico... Es allí cuándo mi cerebro empieza a patinar... Peor cuándo alguien tiene un nombre que no me gusta... Mi cerebro automáticamente SE LO CAMBIA...



Esperaba el bus, él me miró y me sonrió... Era lindo, y una sonrisa nunca se niega... Y yo que no sé ni guiñar ojos ni sonreír (sí, hago mueca rara, no pregunten) siempre medio-sonrió y entrecierro los ojos, o levanto las cejas... No sé, modo mueca automático programado para decir: "Hola, ya vi su sonrisa, gracias, acá se la devuelvo".Me subí al bus, en el campo de adelante, adelantísimo... El bus iba cuasi vacío, y uno ya mecánicamente se sienta en la orilla, porque sentarse en la ventana determina que se le sienta cualquiera a la par y uno sabe que se tiene que bajar pronto.

Estaba en mi autismo, y preguntandole a mi reloj biológico que hora era... Cuando escuché su voz:
-¿Está ocupado?

(Siempre me han quemado las ganas por contestar: -Sí,acaso no ve a mi amigo invisible)

Él se sentó a mi lado, y por la ventana lo veía temblar... Siempre he reconocido cuando alguien se intimida conmigo y la persona en cuestión no me interesa, porque si me interesa mis cables confunden las intensiones.

Sacó su teléfono y empezó a teclear... Iba ida viendo las luces del otro lado del carril... Me tocó el hombro y me pasó su celular...

Decía:
"Tanta belleza debería tener nombre, ¿cómo te llamas?"

Me reí, lo miré...

-Me llamo Karla. ¿Eres mudo?

(Sí, a mi me había gustado un mudo, pero esa es otra historia, prometo contarla ahorita después de terminar ésto).

-No. Mucho gusto, Steven.
-¿Entonces porqué preguntas tan así?
-No sé, supongo que miedo.
-Ja jaaaa. Me doy cuenta, hasta te oyes nervioso. Yo no muerdo sino quieres.

-Ja jaaa un poco. No sabía como hablarte.

(Ya ibamos llegando a la parada, él lo sabía y se animó)

-Si se puede saber, ¿Cuál es tu número?
Tomé su celular y lo escribí BIEN... (No soy de las que dan números mal)

Miraba el teléfono y empezó a sudar... Se quedó patinando un rato. Me miró, hizó cara de perrito faldero.

Emmm, ¿Cómo era que te llamabas?
-Steven, ¿No sabés mi nombre?
(Estaba rojo, temblaba demasiado)

-No...
-¿Y por qué yo sé el tuyo?
-Lo olvidé. Perdón.
-Lástima...Para la próxima presta más atención..


Y así, me bajé del bus... Nunca me mandó un mensaje... Nunca me llamó...  Nunca nada...

♫♫Llama por favor,
estoy tan indefensa,
me falta voluntad,
no me puedo concentrar 
y no encuentro la salida

Siempre cuando me llama alguien de un número que no tengo guardado, pienso que es él con una broma, pero no... Lo intimidé. Y a alguien que intimido, no es buen futuro pa' mí.

Espero, que cuándo les pase eso, sepan disimular la metida de pata... Porque he de confesar que en mi celular, existen números guardados que dicen: "Muchacho de tennis rojas"... Por no contar otros más bochornosos....

0 Putadas:

Publicar un comentario en la entrada

Comenten cabrones/cabronas, se les quiere en puta