8 may. 2011

Burocracia

ETIQUETAS:   /  1 Comentario    
En una reunión se solicitaron unas fórmulas, papeles, cartas y demás. Pasó una semana y nadie había enviado nada. Tomé el teléfono y empecé a llamar...

-A no, tenés que llamar a tal extensión con fulanito que él es quién puede brindarle tal cosa.

Llamas al fulanito y él te contesta:

-No, esa información es confidencial, tenés que llamar a mi jefe y pedirle la autorización.


Llamas al jefe, que SIEMPRE está ocupado en una reunión y por tanto tenés que dejarle un mensaje a la "secre".

(Extrañamente y por pura coincidencia te das cuenta que él tiene una línea directa averiguas el número y te contesta amablemente)

Llamas al jefe, le pides lo que ocupas y él responde:

-Llamá a mi asistente, decile que yo te di la autorización, ya que esos datos no los manejo yo.

Marcas el número de la asistente y te dice:

-Sí, llamá a Panchito, que él es el encargado de la parte de informática, quién hace esos "respaldos".

Llamas a Panchito, que es un coqueto de primera y te pide que el trámite sea en persona, ya que él no puede dar información a desconocidos...

Bueno, y así pasé una hora al teléfono "buscando, solicitando, pidiendo datos".  Llegué con la información a la "reunión".

Y llegué con un papelero, lo desplegué por la mesa y dije:

-Acá está lo que me pidieron.

Una de las jefas me miró, y asustada dijo:

-¿Cómo conseguiste ésto (mientras señalaba uno de los tantos papeles)?
-O me lo enviaron por fax, o por email, o fui a la oficina a traerlo. ¿No era eso lo que se ocupaba?
-Sí, sí pero este fulanito es díficil de acceder y nunca esta.
-Ahhhh, es saber buscar la forma, fui a la oficina y allí si estaba, parece que olvida colgar el teléfono.


La otra (sí, son 3) me miró y empezó su discurso burocrático de mierda:
-Me alegra que haya buscado lo que se le solicitó pero todo hay que escribirlo en un oficio, para que pase por mí, luego por mi jefa (mientras yo hacía caras) sé que a usted no le gusta, pero ESA es nuestra forma de trabajar, y es el problema de la burocracia. AQUÍ se hacen los trámites de esa manera para que quede constancia BLA BLA BLA BLA BLA...

Tomé los papeles, me fui a mi cubículo y mi compañero al verme enojada, empezó a reírse y me pregunta:

-¿Qué pasó?
-Al parecer soy muy eficiente, ya hice todo el trabajo de la próxima semana, porque cómo me brinqué el sistema burocrático, adelanté todo el trabajo una semana o quizá más.
-¿Y eso que tiene de malo?
-Nada, ahora solo debo escribir una carta oficio en el que explique cómo obtuve TODA la información, incluida la coqueteada a Paquito y al conserje para que me abriera la bodega, así como los 20 minutos que duré recorriendo la U, y los 10 minutos que duré esperando que parara de llover por no haber llevado sombrilla, los 5 minutos que escuché el tu tu ru ru, o la balada para Eliza, los 10 mensajes de voz, la gritada que me pegaron por no andar un gafete, etc, etc, etc.


Me mira con esa cara de veneno y burla que sólo él puede tener y me dice:
-Ves, esa es la razón por la que duro una semana diseñando un afiche. Así no me lo devuelven tanto con correcciones para no salirse del plan de trabajo, y duro la semana burocrática de rigor. ¿Te ayudo con la carta?

Burocracia que no ocurre en mi otra oficina (y eso que las dos, pertenecen a la misma Universidad).

1 comentario:

  1. Jajaja yo por eso no trabajo en nada de eso... espera... aun estudio bueno a trabajar menos! que alfin pagan igual que no?

    ResponderEliminar

Comenten cabrones