4 ago. 2011

Yo juego, vos juegas, y nosotros ¿?

ETIQUETAS:   /  0 Comentarios    
♫♫ I really thought that i could take you there 
But... nice termin - is not getting us anywhere
I had a vision i could turn you right
A stupid mission and a legal fight
Llegue a escribir… y pa pa chan… NO HAY CONEXIÓN INTERNET, pero esto es tan escribible que escrito en un Word empezó y así ya tiene varios días de seguir y seguir creciendo.

La vida me ha enseñado a jugarle el mismo juego… Si me hacen trampa, yo la hago, si me juegan honestamente, soy una blanca paloma… Si hay que jugar dados busco los míos.

Él se perdió una semana y luego otra… Yo dejé de escribirle mis mensajes bonitos y graciosos… Fui corta y directa: OK/ Bueno/ Está bien.

Y me di vacaciones (bueno, al menos para que él viera lo que me “extrañaba”) y le di un plazo: ya mis vacaciones terminaban y me iba por una semana (sí, sí esa es mi manera para saber si le gusto/intereso a alguien o para comprobar que tanto me gusta alguien… entre más tiempo soporte, menos interés).

Me perdí todo el fin de semana… Y luego le dije que me iba a perder el siguiente fin de semana…

Su alarma hizo BIP BIP BIP. 

Apareció, y la pidió a gritos. Y yo que no podía contener más tiempo sin verlo, le dije que estaba “free”. Nuevamente se perdió…

Enojada viendo que no aparecía le envié un email que "sería" directo y algo molesto pero educado (maldito canadiente con el que no se puede ser maleducada):

Llameme+ si puedes hoy, no tengo internet en casa y estoy en San José.
+(Era mi mayor prueba… Él no tiene celular… Así que imaginarlo en un teléfono público marcando mi número me hacía la ganadora… ó perdedora. ) 

Fui, vine, una hora, dos, tres, cuatro horas… No llamó. Una perdedora.

En la casa de mi amiga decidí revisar el correo, él había contestado, decía que me llamaría en un rato… ¿Un rato?

Sonó mi teléfono:
-Hola, Karla, soy Todd. 
-Hola. 
-¿Nos vamos a ver hoy? ¿O mañana? 

(Me crispé… ¿Mañana? Odio esa palabra)

-NO, MAÑANA NO PUEDO. ¡HOY SÍ!

Nos pusimos de acuerdo, milagrosamente llegué puntual al lugar, miraba para un lado, el otro… 2 minutos, 3 minutos, 4 minutos… 10 minutos, 15 minutos.

¿Ese HIJODEPUTA me dejó plantada y no me llamó ni para avisarme? 

Me senté a respirar profundo por el colerón y contarle a mi amiga el plantonazo…

Alguien me tocó el hombro… Era él... La calma volvió a mí y olvidé todo.

¿PARTE II - PARTE III?

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones