2 oct. 2015

HOUSTON TENEMOS UN PROBLEMA Parte I

ETIQUETAS:   /  1 Comentario    
Estaba molesta, Mr. Filadelfia me había dicho sí, luego no, luego sí...

Y así sin más.

Me dije, a la mierda todo.

Me vestí hermosa, muy hermosa. Vestido, botas (de esas decisiones inteligentes, pero con pizca de tontez) Ahhh sí, pero la típica maleta de gringuito. Enorme, enorme pero se iba de CarryOn (conmigo, sobre mi cabeza, sin razones para perderla, o esperarla... Ella se bajaba conmigo).

Y así fue... Llegué a Custom (o algo así) donde le dices al Gringuito que no quieres quedarte allá, que solo vas a pasear por unos días, que amas tu país y prometes volver, sí él conoce tu país, te hace conversación o te tuerce la cara. A mí me trató bien y me dio la ruta "fácil".

Entre tanto letrero de salida, de allá pa' acá, de acá pa' allá. En el aeropuerto de Houston, me enviaron por la salida equivooocada y yo, yo ya estaba saliendo a Houston, cuándo debería estar tomando otro avión. Allí detestaba mis tacones... Con todo el corazón. Llegué a la puerta y no había nadie. Me temblaba todo el cuerpo y no sabía ni reaccionar.

Una chica vestida hermosísimo, sacó su teléfono, abrió una aplicación y me dice:
-¿Cuál es el número de su vuelo?
-Le enseñaba mi papel (hablo feo inglés... Decir números y letras... PEOR).

Está en la puerta H21 (al otro lado de donde estaba).

Estaba atrasado porque estaba en mantenimiento y (situación que sino hubiera pasado, me dejaba).

Y pues, basta decir que llegué a Filadelfia, una hora después...


1 comentario:

  1. Lo que importa es que llegaste... pero ahí no terminaste.

    ResponderEliminar

Comenten cabrones