3 oct. 2015

Houston, tenemos un problema PARTE II

ETIQUETAS:   /  0 Comentarios    
PARTE I  


-Nos vemos mañana, dormimos en un hotel cerca del aeropuerto y nos vamos a NY el jueves.


Se me salía el corazón, juntar el ganado en New York. ¿Qué putas estaba pagando?

Mr. Pensilvania venía a cagarse en mí, al final de todo. Me había bateado, se había desaparecido y escribía para decirme que podía verme el mismo día que iba a ver a Mr. New York.

La indignación es que de todos los días, había escogido ESE.

Mi cerebro se encendió:

-Mejor nos vemos el jueves, el miércoles estoy llegando a New York en la madrugada y lo que quiero es dormir todo el día.

-Me siento como un niño, estoy muy ansioso por verte, nos vemos el jueves.

Corrí por todo el aeropuerto, cogí el tren para ir a Pensilvania.

Me dejó, lo dejé, nos dejamos. 10 minutos antes se había ido, blasfemaba que los gringos no tuvieran nuestro reloj tico :(

Esperé en Filadelfia, toda la noche, la madrugada, esas escenas donde ves a las personas dormir en la terminal... Quería dormir, pero tenía miedo de que me robarán mi maleta, o dormir tanto y despertar tarde... Todo y nada. Recordar me provoca un cansancio mental.

24 horas en pie. Llegué a New York, estaba pérdida, desesperada y sin WiFi para ver pa' donde agarraba, la gente corría, pasaba, venía se iba. Desaparecía y se volvía a multiplicar más personas.

Empecé a ver el comportamiento de la gente, al fin veía las metrocard (tarjeta que sirve para pagar los tiquetes del metro). Iban a una máquina, ponían dinero, tomaban... Y así, agradecí a mis genes de observación, cuál monito de experimento, tomé mi tarjeta, le dije sí a todo y allí estaba lista para tomar un metro andando por New York.

Saqué todos los mapas que había impreso cuál Dora la Exploradora y empecé a buscar como llegar al hotel...

Vi los letreros, crucé dedos y dije, total... Puedo tomar el de vuelta, sí me equivoco....


0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones