23 abr. 2015

Llegar a los 30

ETIQUETAS:   /  4 Comentarios    
Cuando tenía 15, pensaba que los 18 era la mejor edad porque iba a ser mayor de edad.

Llegué a los 18, tuve cédula y tomé mi primera cerveza. A mierda me supo, aún hoy me sabe fea. Rechacé mi primer cigarro... Ya dejaron de ofrecerme. Me enamoré como nunca, me corrrespondieron. Me rechazaron... Y me dije, los 24 serán la mejor edad. Creía que la vida acababa a los 40.

Llegué a los 24, mantenida, estudiando una carrera mierda... Blasfemaba mis malas lecciones, aunque mi vida era divertida, bastante divertida. Y me dije, los 27 van a ser los mejores años porque voy a sentar "cabeza".

Llegué a los 27, tenía un buen trabajo, pero haciendo algo que no me llenaba... Empecé a engordar, a dejar de hacer todo aquello que me gustaba, no tenía tiempo para nadie, ni para mí. Sentía que todos los días eran iguales, aunque tenía mucho dinero. Y me dije, los 30 serán mis mejores años.

Ya casi llego a los 30. Faltan días, minutos, segundos... Soy mantenida. No tengo nada de lo que alguna vez quise, pero me pasaron otras situaciones que jamás pensé, adopte una perra, baje de peso sin esfuerzo, me estrellé en moto, mis papás al fin se divorciaron, las plantas están germinando, hago pan y galletas, tejo como viejita y estoy haciendo planes para irme de viaje sin un cinco en mi bolsillo. Me rechazaron... Y estoy dándome yo misma una patada por las nalgas... Y me digo, los 35 serán los mejores años. Brinco de la alegría, de la ansiedad. Lloro de alegría, de tristeza. 

Nunca me imaginé madre, esposa. Aún no me imagino. No sé que va a pasar mañana conmigo... Amo vivir.

Celebro los años que vienen, los que han pasado. 

Quiero llegar a los 100, no he cumplido 30 y ya quiero cumplir 31.


4 comentarios:

  1. Yo acabo de llegar a los 30 tambien compañera! A la mierda todo, y a vivirlos al maximo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así siempre he vivido :) Vieras la lista de pendientes... No me están alcanzando los años.

      Eliminar
    2. Todos tenemos pendientes compañera, es la zanahoria delante del burro que nos ponemos nosotros mismos para seguir avanzando, la alcancemos o no. Muy buen blog el suyo, de vez en cuanto me doy una vuelta y me cago de risa o me solidarizo con ud!

      Eliminar
    3. Pues a volver a poner la zanahoria, que había olvidado para dónde iba... (Aunque también a veces camina uno sin rumbo).

      Eliminar

Comenten cabrones