3 abr. 2012

¡Animate!

ETIQUETAS:   /  0 Comentarios    
Siempre me han gustado los chicos buenos, bueno lo aprendí en el camino después de algunos tropiezos y de estrellarme con varios "bad boys", aunque también hay malos disfrazados... Pero esa es otra historia... El problema de los chicos buenos es que les cuesta animarse... No se animan a nada... Les cuesta aventarse a hacer cosas...

La gente usualmente crítica a los que tienen valor y que hacen cosas aunque lleven todas las de perder, YO AMO A ESOS TIPOS por más ridículos que sean... Acaba de recordar ahorita al chico que en el karaoke cantó Ave María con coreografía incluida... Muchos al principio nos reímos, otros lo criticaron, al final todos lo aplaudimos, por que el se animo a algo que muchos solo ebrios haríamos. ¡PEOR INTENTO ES EL QUE NO SE HACE!

Rica es la gente que se toma la vida como es, sin preocuparse por lo demás, vivir el día. Es díficil, pero hacer algo que queremos y no nos animamos no tiene nada de malo, un paso a la vez. Tener el botón extraviado de: "HEY TE ESTÁN MANDANDO A LA MIERDA, SABELO" es divertido a veces, por lo menos no quedamos con las dudas del "Y si hubiera" o del "Desearía" o el peor de todos: "Debería" Y luego después de varios años escuchar el:
-Sabes algo, vos me gustabas mucho cuando estabamos en la escuela/colegio/universidad/trabajabamos en X.

Venía en bus de Guanacaste (playas) mi maleta era más grande que yo (bueno todo siempre es más grande que yo) pero mi ego andaba volando, venía bronceada, al parecer andaba feromonuda (de esos días en que te sientes feas pero hasta tu vecino el guapo te dice piropos), así que al parecer me veía radiante, por primera vez no me había puesto roja, lo que era un logro asombroso de la naturaleza y andaba las gafas que tienen el efecto "sepsiedad" incluido.
Y ví en el final del bus un chico idéntico a Cristiano Ronaldo, una copia perfecta, hasta mejor hecho estaba ese, porque para ser sincera Cristiano Ronaldo no me gustaba. Me senté a la par de él... Quería hablarle, pero sé perfectamente que yo no soy una Megan Fox (ni siquiera en los tatuajes) pero ese día manejaba un ego que casi, casi tocaba Marte con la cabeza... Nunca he confiado en mis "atributos" físicos porque sé que con ellos dependiendo de la época del año y el estado de ánimo hacen que pueda morirme de hambre o comer como glotona (ja jaaaa lo digo por mi falta de culo que algunos jeans hacen mostrar... Porque claro están los jeans: con culo y los sin culo pero esa es otra historia).

Pensaba en que decirle al "Cristiano Ronaldo 2" pero mi inseguridad ante su físico me hicieron dudar... No sabía que decirle... El viaje es de aproximadamente 5 horas... 5 horas y yo no tenía mp3, celular, revista ni nada... Ni siquiera sueño... Empecé a mirar por la ventana ida en un punto fijo.


Releía tantas veces un guión tan armado:

Hola, ¿Cómo éstas? 
No no, esa no, puede torcer la cara y hacerme un mal gesto.
Hola, ¿Para dónde vas?
No, no... Obvio que sí va en este bus va para San José.
Hola, ¿Bonita las playas de Guanacaste verdad?
No, no... En la de menos no andaba en ninguna playa... Está muy blanco.
Hola, ¿Sos de Guanacaste?
No, no... Es muy blanco para ser guanacasteco.
Hola, ¿¿¿¿?????

No se me ocurría nada... Y así pasó el tiempo... Para empeorar el tiempo largo de pensamientos trazando una conversación, hubo una presa que no había notado hasta que ví el carril de enfrente lleno y no se movía... Mi amor por los trailer hicieron ver uno rojo perfecto, con ese autismo que me da cuando algo que me gusta hace quedarme en un punto fijo oí un: Pssst, Pssst, era el trailero (era mi día, era tan idéntico a Luis Figó mi amor de colegio hasta que lo ví sin camisa) y me cerró un ojo, me tiro un beso y me dijo: Angelito no penses tanto.

Solté una carcajada... Me puse roja, muy roja... Y solo esbozé una sonrisa nerviosa... No podía ser a mí, pero sí...Andaba feromuna... Era MI DÍA.  Sí era a mí, el bus camino y me arme de valor... Y le dije al "Cristiano Ronaldo1"

-Que presa más larga y cansada, no hemos avanzado nada... ¿Qué hora tenés?

Basta decir que tuvimos una amena conversación en las 4 horas restantes de viaje, me pidió mi número, se despidió y me dijo:

-Que dicha que me hablaste, estaba pensando tanto que decirte, pero tenía miedo a que no me hablaras.

Y sí mininos, el peor intento es el que no se hace, el fracaso es NUNCA haberse animado, más que perder por haber probado y ser rechazado. Además no se entra en cuestionamientos de el "SI HUBIERA".

Y con respecto a él, no llegamos a mucho, nunca he sabido manejar los amores a distancia y menos sin Internet... Él sí era de Guanacaste, en otras palabras:  vivía a 6 horas de donde yo vivo y nos costaba ver cual de los dos podía viajar por horarios, trabajos.

0 Putadas:

Publicar un comentario

Comenten cabrones