5 feb. 2012

Cuestión de galletas

ETIQUETAS:   /  2 Comentarios    
Firmé un contrato de confidencialidad... La cosa es que en mi oficina el 95% son mujeres...

Y mujeres a las que no les agrado mucho porque yo no entré en un puesto permanente y se me asignó aprenderme el 50% de todos los procesos (el otro 50% le toca a otra compañera que entró como yo...).

Me llaman BACKUP (yo también tengo dudas de ello... pero bueno... ).

Tengo millones de historias, pero no he tenido tiempo para sentarme a escribirlas... Esta fue la más reciente:

Estaba en el cubículo de "EME" aprendiendo el proceso que ella realiza... Y "EME2" quería galletas saladas... La cambiaba por una dulce. (Cremitas para ser específica).

Yo intentando ser amable le dije:

-Yo tengo saladas.

Con cara de hijadeputez, me miró por encima de sus lentes y me dijo:

-¿De cuáles?
-Las Ritz.

-¿Las que tienen queso?
-Sí, amarillo.
-Yo prefiero las de queso blanco.

(No dije nada y seguí en lo mío).

Al otro día, ella regaló de sus galletas a OTRA COMPAÑERA.

No recuerdo cómo, pero ví que eran las mismas que mi mamá compraba (mami compra galletas baratas y feas... que son lo único que siempre se devuelven de mi merienda, por eso había comprado Ritz y otras de chocolate). Y no sé cómo ni recuerdo porqué dije:

-Ahhh sí, de esas compra mami, son Sabemás (marca genérica barata que venden en los Palí, para los que no la conocen).

Mi otra compañera tomó el paquete y lo vio bien:
-Ahh no, estas son de las que venden en Pequeño Mundo (todavía más peor y genérico... A veces creo que son baratas porque las fechas de vencimiento son cercanas ).

La hijadeputa jugando de viva, torció la cara e hizo cómo si le diera asco...

¿En Pequeño Mundo venden comida? ¡Quéee ascoooo!  Yo ni sabía... Estas galletas me las dio mi mamá...

Minutos después... Contó una historia X sobre (bla bla bla... la historia no tenía ni pies ni cabeza... y sonaba inventada de cómo una compañera de su antiguo trabajo se había ofendido por un comentario suyo)... Y yo le dije:

Sí, eso pasa cuando uno es metiche y mete la cuchara donde nadie lo llamó... Igual, hay gente que es muy delicada, toma todo personal y se ofende.

Y empezó nuevamente su discurso:
-Sí, se salva que yo no soy delicada, pero su comentario sobre las galletas hubiera ofendido a cualquiera... Bla Bla blaaaa...

No le dije nada... Por dentro me reía a carcajadas... ¿No le había ofendido mi comentario y me había contado una historia de 15 minutos con moraleja?

En mi mente solo me decía: "Agradezca que no fui sarcástica ni ofensiva... Porque perfectamente te hubiera contestado:


¿Y querías cambiarme una cremita genérica de esas que vencen a los 3 días por una Ritz de queso amarillo?

O peor aún, jugando de viva pidiendo Ritz de queso blanco, cuando te estás jartando una cremita genérica que quizá venció hace 3 días.

Hay personas que tiran veneno... Y no aguantan que otro les aplique lo mismo...  Y ella que agradezca todos los días, que yo me prometí para el 2012 ser más tolerante y menos venenosa -.-'

2 comentarios:

  1. Por tu culpa ahora tengo una indigestión de galletas, para poder entender tu relato las he comprado todas, las de crema, saladas, con queso, amarillas, etc. etc.

    A ver como arreglas tu eso ahora !!

    ResponderEliminar
  2. Flaca, veo que has cambiado jaja porque hace unos años si estoy seguro que la sonas con uno de tus punzantes comentarios, pero bueno, es parte del proceso de ser tolerante jaja Aunque te soy sincero, si fuera un compañero, si le meto un manazo jaja

    Fuera del tema, acá estoy de nuevo, me alegra saber que sigues escribiendo y no te has ido del todo. Prometo no perderme tanto ahora que por fin puedo volver al barrio. Nos estamos leyendo. Un enorme abrazo :D

    ResponderEliminar

Comenten cabrones