28 jul. 2009

Mi Amor de "Kinder"

ETIQUETAS:   /  14 Comentarios    
* Kínder: Jardín de Infancia, usualmente se va a los 5 años...


Perro Zompopopo - Entre Remolinos

Hay canciones que me sacan el lado romántico y suavecito que al parecer oculto muy bien y muchos creen inexistente... Me traen historias, lágrimas... Y por esta "larga historia" me escupieron el refresco en la pura cara de una carcajada... Yo no lo veo gracioso, simplemente que algunos se extrañan de mis rarezas para reaccionar a determinadas situaciones.

El título del post se lo debo al Flaco, que cuando le conté la historia solo se rió y dijo: Kalita y su amorsh de kinder...



Veía una mejenga (partido de fútbol de "aficionados")... Y llego un chico con camiseta verde y saludo a todos los de a mi alrededor... Se fue y solo vi su rastro: Un salveque negro con una etiqueta de Pink Floyd. (Si lo acepto hay detalles "superfluos" que me impresionan y el rock ochentero... Wowww). No le quité la mirada en todo el partido... Se reía tan escandalosamente que lo escuchaba donde yo estaba. Sentí eso que uno dice: "ES JUSTO LO QUE QUIERO".

Preguntaba disimuladamente quien era él... Nadie sabía quien era el misterioso chico de la T-shirt Verde... Mi DT (sí, antes jugaba en un "seudo-equipo") me dijo su nickname: Pinky (obvio que no es ese) y me enseño una foto de él... Sí, sí era él.

Lo busqué en el Hi5 con el nickname... Y apareció.... Ví sus fotos... Sus preferencias, su música... Su todo... JUSTO LO QUE YO QUERÍA. Y estaba su MSN. Inmediatamente lo agregué.

Me conecté y allí estaba él... Entre excusas le dije que lo había visto jugar, que estudiaba lo mismo que yo... (Cuando a gritos ahogados le decía que me gustaba demasiado y que quería conocerlo y que me conociera). Él super amable me seguía la conversación.

Hubo partido de futbol, yo jugaba a las 10 y él a las 10 y 30. Fuimos a verlos (las chicas del equipo de fut)... Nerviosa no podía mirarlo, me temblaba todo... Hasta mi mamá reconoció al que me gustaba (al parecer ya tengo "gustos definidos"). Fui a comer con los chicos del equipo de hombres pensando que él iba a ir... No fue.

Luego por MSN le comentaba que (reclamaba internamente) porque no había ido... Siempre me esforzaba por tener un tema del que platicar...

Tenía que ir al locker a sacar unos papeles, mi amigo Bob me acompañaba y en eso me dice:... Mire donde está PINKY

(Lo acepto, NO VEÍA NADA porque no andaba mis lentes de contacto, pero confiaba en la palabra de Bob y solo ví una silueta sentada como a 20 metros de los lockers)...

Temblaba tanto que no podía abrir el candado del locker... Se me cayeron todos los papeles que tenía que guardar, los juntaba y se me volvían a caer y salí CORRIENDO...

Estaba tan roja, que hasta el cuello lo tenía igual, temblaba tanto que apenas podía sostenerme en pie, me tartamudeaba la voz y no paraba de reírme... Ese día BOB me perdió el respeto... Cada vez que cuento la historia él no para de reírse... Y hace la imitación de como tiemblo y todos los movimientos corporales que hice (incluido juntar los papeles TRES VECES en el piso y la carrera que me pegué, con el tartamudeo de voz).

Luego me dice: ¿Sabe que? Creo que no era él... ¿O sí?

Entre conversaciones me había insinuado que iba a matricular un curso que yo llevaba... Así que no me quedo de otra: Superarlo o seguir temblando y suspirando cada vez que lo veía...

El primer día de clases, Bob y yo nos reíamos, cuando Pinky entró... Se produjo ese silencio incómodo y todos lo miraron extrañados... Bob empezó a reírse y yo roja como tomate viendo para el piso.

Al parecer tuve que superarlo, con costos hablabamos en el MSN de tareas, nunca intenté trabajar como compañera de grupo aunque tenía la opción (mis amigas me reclamaban por ello y él también lo intento)... Ni siquiera acercamientos, cuando veía que se sentaba en el aula cerca, me cambiaba de lugar... Ni Holas, él ya estaba fuera de mi alcance... Trataba de omitirlo, porque sabía que si lo tenía cerca no sabría que decirle, seguro temblaría, me pondría roja como tomate, empezaría a tartamudear y saldría corriendo de la vergüenza.

Unas semanas después andaba en la playa y mi DT me llamó: Teníamos partido de fútbol y yo NO TENÍA NI UNIFORME, NI TACOS, NI NADA y así me fui. Me prestaron un uniforme sudado y unas tennis rotas que andaba.

Y allí estaba él quien también jugaba...

Soy mala jugando, pero hago algo... Ese día estaba volando y se me rompió uno de los tennis de lo bien que estaba jugando...

Ahuevada (la RAE la define NO TENER GANAS DE HACER NADA) porque NUNCA había jugado tan bien... Y ya no podía... Unos amigos de Pinky vieron la situación y quisieron prestarme tacos (zapatos para jugar en cancha) pero ninguno me cabía (calzo 36 y normalmente los hombres calzan más de 40).

Y a uno se le ocurrió un MacGyver y me lo "pegaron" con cinta adhesiva. Y jugué mejor que Pele y Maradona juntos...

No recuerdo si el partido lo ganamos, lo perdimos o lo empatamos... Solo sé que ya cuando iba a cambiarme, toda sudada, roja como tomate, despeinada más de lo normal, jadeando como perro, con los tennis rotos, la camiseta enorme y oliendo a diantres escuché:

-KARLITAAAA

Me quedé viendo a mi mamá toda friqueada porque pensé que había escuchado mal y volví a ver....

Era él... No recuerdo que me dijo, no recuerdo que le dije...

Al final, ya con mi cara de sorpresa, recuerdo que mami me dijo:

- ¿Ese muchacho le dijo KARLITA? ¿Él la conoce?
- Sabe mi nombre, eso es lo importante.

14 comentarios:

  1. Y sí, aún cuando lo veo agacho la cabeza y me río para mí misma...

    Y sí, aún recuerdo cuando me saludo de beso en el cachete...

    PLOP!

    Y sí, tenía 22 y no 5 años, lo que hizo mejor la sensación de las maripositas.

    ResponderEliminar
  2. Jaja está demasido tierna la historia. Es increible eso de poder sentir marisopitas y quedarse mudo aún, eso quiere decir que uno aún no pierde la ilusión. O al menos eso pienso cuando me ha pasado Jaja
    Lo malo es que ahora uno tiene gente que no desaprovecha para burlarse :S
    En fin, está Cool la historia
    Saludox

    ResponderEliminar
  3. Una linda historia, que pena que no llegara más allá.

    Un abrazo,

    Josep

    ResponderEliminar
  4. algo parecido me sucedió en la universidad. sólo pude hablarle una vez y fue un a tragedia, tanto así que no lo hice de nuevo. la seguí viendo durante tres años más (sin hablarle) y luego la perdí de vista.

    no sé dónde está ahora, sin embargo siempre he creído que era la mujer de mi vida.

    ResponderEliminar
  5. Eso nos ha pasado a todas. También mi mamá "conoce mis gustos" jaja yo digo : a chinga jaja, ni yo los conozco

    un saludo

    ResponderEliminar
  6. me pierdo en los blogs...saco una entrada aparece otra jaja pero todo lo que leo me gusta...:P

    que tengas un muy buen dia!

    ResponderEliminar
  7. Oie!!
    wow!! tienes que contarme como supo tu nombre el pinky!!!
    cuentamelo!! y q paso despues ¿se hicieron novios? cuenta!!!

    ResponderEliminar
  8. AAHHHHH
    que historia mas linda!!! :D Me encanto, usted estudia publi verdad?

    ResponderEliminar
  9. Mary: Sí, estudio Publi... No me diga que conoce al Pinky (queee verguenzaaa).

    Untouched... Di, no paso nada... Y él sabe mi nombre... Digamos que eramos compañeros de clase, así que por eso se sabia mi nombre pero que me lo dijera en diminutivo... Una ternuda...

    ResponderEliminar
  10. Claro me ha pasado... entre más le guste a uno, más vergüenza da hablarle...

    Me acuerdo que hace unos semestres tuve un compañero guapísimo (a mi parecer) y me llamaba demasiado la atención, pero como me gustaba tanto, ni le hablaba.
    Mis amig@s me pasaban reclamando que que me pasaba, con lo lanzada que soy, y di simplemente no sabía... no podía...
    Le hablé solo un par de veces personalmente, pero en el msn hablamos (todavía) bastante.
    Hace como unas 2 semanas el muy infeliz me dijo que yo le gustaba cuando fuimos compañeros, pero que le daba vergüenza hablarme... y yo re-contra PLOP!!! ¬¬

    ResponderEliminar
  11. Pufff a todo el mundo le parecen super tiernas las historias como esa a mi me dan una PEREZA y no por que no sean buenísimas y uno pueda cagarse de risa tiempo después sino por que hay gente que dice "a mi me pasó una vez" pero en mi caso 6 de cada 10 "historias de amor" son asi y de las 4 que quedan una es medianamente buena, otra una caca, otra me termina aburriéndome y la otra no la recuerdo... así o más feo, pucha vida amorosa la mía como para amarrarla y tirarla de un guindo, si sobrevivé la vuelvo a tener...

    ¿Sabe que? Voy a hacer un post solo xq me dieron ganas de contar mi patética historia pufff

    PS. Amé el post oh!!!

    ResponderEliminar
  12. Escriban de amores...

    Hasta las putas tenemos nuestros lados culiolos... Lástima que no tengo cámara sino hago sarcasmo del video en cuestión XD

    ResponderEliminar
  13. Nunca tuve amores de kinder (no fui al kinder, la escuela era rural y eso no existía. Pero fui el amor de 4to grado de dos, si DOS, compañeras... Ja, ja,ja, se peleaban por mi, me agarraban las nalgas, todo terminó un día en que mi mamá me castigo por una de ellas.

    Bonita historia de amor... Hace tiempo que no siento maripositas en el estómago.

    ResponderEliminar
  14. Pero que pequeño es el mundo, no creo que sea el pinky que yo pienso... :s en realidad NO! jejeej ve vos seguro hasta compañeras somos, sera? yo estoy en la inter y vos?

    ResponderEliminar

Comenten cabrones