5 ene. 2009

Todavía

Me rio cuando debo llorar… pero ya no aguanto las lágrimas cuando te intento olvidar… Miro a los ojos cuando intento mentir o decir la verdad… pero ya no veo cada recoveco de la habitación intentando recordarte… Acepto besos de desconocidos… pero ya no cierro los ojos imaginando que el que me los da, eres tú… Camino por mi cuerpo reflejado en el espejo… pero ya no creo que las manos que lo recorren son las tuyas… Duermo con pijamas y sin ropa interior… pero ya no espero que llegues a hurtadillas a colarte entre mis sábanas. Gimo y me muevo a más no poder… pero ya no eres el que hace mis fantasías realidad… Sueño despierta… pero ya no espero que toques la puerta… Ahora, la dejo abierta…

6 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog,y me gusta lo q llevo leido,volvere para leerte,besos

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco espero que sea él...

    ResponderEliminar
  3. Me encanto... el olvido es un largo camino lleno de espinas y recuerdos.

    Es tan dificil hacerlo... no recordar a esa persona en cada aroma o roce...

    Muy bueno, saludos

    ResponderEliminar
  4. mmm bueno como siempre... olvidar... ¿resignación?

    Hummmm... ni modo, hay cosas que no debieron ser más...

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. la resignación me pone de mal humor...el olvido...bueh me cae bien, pero cómo cuesta agarrarlo!!!

    feliz putescos 2009

    ResponderEliminar
  6. Un poema genial!!! Una sucesión de imágenes que asaltan mi cabeza!!! Besos

    ResponderEliminar

Comenten cabrones