20 feb. 2010

Mi última lágrima por vos...

ETIQUETAS: ,   /  8 Comentarios    
Viernes en la noche (ja jaa risible pero hoy también es viernes en la noche-madrugada) buscando paradas de bus y horarios, sábado a las 3 de la mañana esperando un bus para conocer Nicaragua, y así buscando un bus con cupos hasta finalmente irnos a las 6 de la mañana en unos asientos incómodos en el pasillo cerca de ese maldito baño.

Horas y horas de viaje, una fila para sellar pasaportes, cambistas anhelando nuestros colones y nuevamente al bus y cabeceabas porque no habías dormido NADA... Y al fin llegamos a Nicaraguita, nuestro destino: "Granada". Una cazadora amarilla hermosa que seguiremos lamentando por no tener como fotografiarla... Los Bukis sonando en esa emisora hizo que el cliché creciera más... Granada.... ¡Oh hermosa Granada!. Basta decir que eramos dos niños con paisaje nuevo y sin cámara fotográfica... Caminar por esas calles y no fotografiarlas era una tortura.

Hospedaje resuelto... Y dormiste como un oso, con  la película "The Wall" sonando de fondo... (Eso me demostró lo cansado que estabas)... Bañado y listo para seguir la fiesta me saludaste horas después, un estado zombie te controló... Reaccionaste y te fuiste a dormir de nuevo...Terminó The Wall y la cama esperaba por mí. ¿Vos también?


Y me susurraste al oído:
-¡Puedo abrazarte!
-Claro vení...


Y hay abrazos de abrazos, caricias de caricias... Pero esa voz entrecortada, tu respiración agitada ese abrazo era más que eso...

¿Querés?
¿Querer qué?


Y me besaste, ese beso que hacía que volaran las feromonas y que el ventilador esparcía por toda la habitación. Era tan duro, tan salvaje que sentía como tu barba picaba en mi cara... Y sonaba como escuchar a un perro lamiendo un hueso... Solo babas y sonidos guturales...

No pudiste más y salió esa diplomacia que siempre caracteriza a todo virgoriano:

¿Querés cogerme?

(Y lo decías mientras me mirabas con cara de lujuria, ese acento argentino de prepotente que dice: Sé que lo queres pregunto por educación)

No que los argentinos decían garchar...
Mmm sí, pero es más sucio, pero puedo garcharte también, si eso queres...


Siempre has sido tan escueto y tan preciso para hablar... Eras como un twitter caminando... Medías bien las palabras que decías porque parecía que te limitaban los caracteres... Pero caliente eras tan bullicioso como la cama, rechinabas a más no poder...

Me arrancaste el pijama... Porque eso del baby doll y yo... Y decorar la historia... No, era un pijama.. Un short que le mata la sepsiedad a cualquiera pero cuando hay ganas, la ropa son meros adornos sin importancia... Detalles para prender algo, pero nosotros estabamos prendidos... Mirabas mis tetas con una cara de satisfacción, me besaste cada una tan suave aunque en tus manos notaba la desesperación por llegar a mi concha... Y llegaste allí, me quitaste el cachetero... Alucinaste, tenías la cara del niño que en Navidad había recibido el regalo que justo había pedido...

¡Estás rasuradita!


Hombres, y su manía por minimizar todas las palabras cuando andan caliente...

Sí, veníamos para la play...
Y me callaste con un beso aquí, allá... Llegaste a mi ombligo... Y sí...

Me besabas el coño, me lo mordizqueabas, lameteabas mi clítoris... Cosquilleabas con tu candado mis genitales, me olfateabas el cuerpo como un perro y lameteabas mi pubis, mis labios, metías tu lengua donde yo quería que estuvieras... Mordizqueabas mis muslos... Metías tu dedo, lo chupabas...

-¿Putita, te gusta?
-Callate y seguí...


Estabas tan caliente y te quitaste la ropa con tal velocidad... Y me mostraste ese cuerpo ejercitado... Esas 6 "piletas" que hacías todos los días y los 3 kilómetros que corrías en la mañana... ¡Maldito, Maldito!... Tan bien oculto entre esa blancura y ese acento de Ché!

Subiste a besarme.. Y al oído me susurraste:
¡Chupame!

Era una verga tan perfecta, esas que son tan bellas que podrías pasar horas mirandola, describirla... Que fácil sería... Tenía el grosor justo para caber en mi boca y no dejar ningún espacio... De largo... Mmm no cabía toda... Pero mi puño haría el resto...

Pasaba mi lengua por el tronco, chupaba de arriba a bajo sin dejar nada libre de mi lengua... Lametía tus huevos... Y la metí a mi boca, la metía hasta donde cabía sin incomodar... Miraba tu cara... Mientras me tironeabas el cabello....

Y sentía en mi boca como se engrosaba más y más... Como fluía sangre por ella... Mi mano te presionaba, ese movimiento perfecto y fácil de arriba-abajo-enrrosque... Y notaba como te ibas a venir... Tu cuerpo se tensaba y con mi otra mano sentía como apretabas los músculos que unen las nalgas con las piernas....

-Sí seguís así no me voy a venir...
-Venite igual no hay...
-Sí, sí hay...
-Ja jaa no te creo...


Y buscabas en tu mochila... Allí estaban... Al parecer sabías a lo que venías, y yo... Yo totalmente sorprendida de que en todo momento sabías que andabas condones y en cualquier momento me cogerías...

Tenías tanto guardado adentro, parecías rabioso... Desquitandote de mi mamada..

Y me agarraste tan extraño que no tengo palabras para describirlo perfectamente... Estabamos de frente, con las rodillas en la cama y mientras me mordisqueabas una teta, con la mano buscabas donde meter la verga... Justo allí, y entraste... Despacio muy despacio...

Y sentí ese dolor lleno de placer que siempre se siente cuando tengo visitas... Entre más duro la metías, más sentía que saldría en cualquier momento por mi boca... Taladreabas tan fuerte... Y mientras gemías y apretabas los dientes para contener los sonidos... Esa respiración agitada, el corazón bombeando a mil...

Mi concha estaba mojada, lubricaba ante cada movimiento tuyo... Tu cara tomaba formas que antes no había visto... Esas expresiones con las cuales podría tener varios orgasmos seguidos... Esas expresiones que en el porta-retratos en la mesita de noche de mi cama lucirían espectaculares... Mis visitas dirían que eras un modelo envidiable y que esas fotos son todo un lujo, me envidiarían... Y vos te sorprenderías de verte esa cara...

Me empujaste suavemente y acomodabas mis piernas, te abrazaba con ellas... Pellizcaba esas nalgas tan firmes... Mi parte preferida de tu cuerpo después de tu verga... Y seguías con esas cadencias tan perfectas... Fuiste incrementando la velocidad, más y más sonaba esa cama... Creí que en cualquier momento terminaríamos en el suelo cogiendo... Podría describir como cambiamos de posición... O recordar que te dije... Pero sería mentir... Tengo mala memoria para algunas partes...

Sé que no me dejaste montarte, estabas tan... molesto... Que quisiste demostrarme que vos todo lo podías hacer... Para mí era perfecto, siempre soy feliz cuando decides tomar el control...
Sentí el temblor de tu cuerpo y lo dijiste...

Me voy a venir...
¡Hacelo y deja de pedir permiso!


Dormir después de coger... Mmm maravilloso... Cogimos la mañana siguiente... Y en esa misma noche... Podría contar las historias... Pero no, con el mismo protagonista... Es aburrido repetir... Cada cogida es diferente, pero cada uno tiene su estilo... El argentino... era/es y será todo un VIRGORIANO...

Hace dos semanas mientras hablaba con él después de todo, mientras le decía que quería que leyera y corrigera lo que hice (cosa que no pudo hacer porque ya se fue y yo... yo me atrase)...

-Nuestra historia no tiene un final digno...
- ¿Es una cogida, que final va a tener?
-Todo tiene una introducción, un desarrollo y una conclusión... Ocupo una conclusión...

- Ja jaa mmm... Ya sé:


Se acabaron los condones...

Quería que ese fuera el final, pero no... Quedaba como un "Continuará"... El verdadero final, el protagonista de la historia nunca fue el argentino... Acá es una película triste y llorona como Casa Blanca:

Y fue así como
Intenté perderte entre acentos españoles y argentinos, entre manos ajenas, besos secos, sepso nocturno y bullicioso... Entre ciudades desconocidas y personas diferentes, pero que va, Nicaragua nunca opaco tu recuerdo... Aún sigues aquí y una lágrima a medio camino me delata que nunca te fuiste.... Pero me juro a mí misma que o te largas o te saco a patadas... (a menos que te querrás quedar).

Y sí, siempre escribo de alguien hasta que lo supero, o hasta que no me duele hablar de él... Pero El Gringo siempre ha de ser la excepción a cualquier regla... Y todavía punza, punza mucho...  
Y lo lloré, lo lloré tanto que llegó un punto en que me cansé de llorar... Me miré en el espejo y sentí tanta compasión por mí misma... Tenía los ojos hinchados y rojos... El reloj indicaba que había estado DOS HORAS SEGUIDAS llorando... Mi garganta estaba reseca... Sentí que todo el dolor se había ido con esas lágrimas... Pero no, no era dolor... El nunca me ofendió, o me trató mal o hizo algo que me hiriera... Solo se fue porque Costa Rica nunca fue su casa... Era un "Amor de verano" que está durando más de lo necesario... Eran lágrimas de "Quiero que vuelvas y que no te vayas más"

No sé si esto sea "amor" o es puro berrinche porque sé que no lo tengo acá disponible, o porque fue él quien dijo Chao... No sé... No sé aún que es... He intentado ser dura o quizá tan blanda como gelatina para que las emociones y los sentimientos resbalen por mí... Pero cuando creo que lo supero, aparece de nuevo allí...

Lo oculte del Facebook para no saber de él... Y me escribió... Dijo que "tal vez" volvía a finales de marzo... Y sé que con cuenta-gotas pasaran los días...

Ya le dije todo lo que sentía, sucumbí a mi fortaleza y a decirle a un hombre que me hacía daño, que quererlo tanto me volvía débil... Que me sentía extraña, feliz y que por primera vez en mi vida sabía que día era, que hora marcaba... Pero no sabía que me pasaba... Le dije que mi alma extrañaba su calor... Que no me dijera cuando venía sino que me sorprendiera y me dijera: "Estoy acá" pero que aún así no se perdiera de mi vida... Que contaba conmigo y que disfrutará la vida porque NADIE merecía ser infeliz... Y menos él...

Pero olvide decirle... Que NUNCA más lloraría de tristeza por él... Ahora solo lo lloraría por haberme dado tanta felicidad... Y haberme demostrado que se puede querer a alguien en tan pocos días... Y extrañar de por vida...

Quiero decir que no lo voy a esperar, que no contaré los días... Pero ahora solo el tiempo me dará esa respuesta...
No es el mejor vídeo... Pero si una gran canción para decir lo que siento...



♫♫ Y yo quiero olvidar que tu amor Ya se fue
 

Que poco a poco las lágrimas
Borran los recuerdos, la nostalgia
O al menos trata de engañar al alma
Disfrazando la soledad


[...]Y quizás me olvidaré de tí


8 comentarios:

  1. Tenés que leer a Anaïs Nin...que no se te olvide!

    ResponderEliminar
  2. ¡Joder! Justo esto hoy... ¡Tienes suerte de estar enamorada!

    ResponderEliminar
  3. Espero que valga la pena...

    Un abrazo,

    Josep

    ResponderEliminar
  4. el amor nos hace y deshace, es curioso que tu lo hayas tenido por partida doble, tienes un corazón grande y eso siempre será una ventaja.

    bello texto al final de todo, además en algún momento me puso muy cachondo (¡que buenas descripciones!)con sylvia saint eres mi pornos star favorita... ¡¡¡además rasurada!!!

    espero que pases bien tanta intensidad, se te quiere en puta. un abrazo.

    P.D. ¡¡¡y rasurada!!!

    ResponderEliminar
  5. el corazón siempre gana la batalla contra la razón!hace poco e llegado a este mundillo de los blog, tengo que hacer uno como trabajo de una asigntaura en la carrera, tener vivitas comentarios,conseguir seguidores..y por mas que navego en esto es poco lo que consigo..si quieres pasarte es www.siguiendolosimpulsos.blogspot.com por cierto me encanta tu blog!enhorabuena!te sigo!

    ResponderEliminar
  6. Si el amor inspira estas cosas... adelante!!!

    ResponderEliminar
  7. Es fabuloso como describes tus propios actos de gozo, sin faltar ni una sola gota de saliva o de tus propios jugos. Las paredes de tu morada en Granada debes estar envidiadas por muchos, entre ellos yo.
    Va un beso enorme, no dejes de escribir, de contarnos tus devaneos sexosos, son deliciosos y libres.

    P.D. ¿Tambien tienes amores ticos, nicas o mexicanos? o solo gringos y argentinos?

    ResponderEliminar
  8. waaaaaaa de no ser q' me encanta leerte JAMAS hubiera leido este post TAN largo! jajaja. es un sabor agridulce, osea la historia del argentino y tuya en Nic para pasar a decir lo del gringo... ES Q hay gente q MARCA tanto tu vida, aunque hayas stado poco tiempo con ellos...

    Saludos. n_n

    ResponderEliminar

Comenten cabrones