30 dic. 2014

Joven y hermosa


And will you still love me when I’m no longer young and beautiful?
Will you still love me when I’ve got nothing but my aching soul?


Post dedicado a todas las que nos hemos sentido feas... Y para aquellas que se ven feas de por vida... Saben que: Son guapísimas, todo es cuestión de encontrar nuestro público meta y mucho amor propio.

Nunca he jugado de femme fatal, no me luce, no me va la actitud con lo que veo en el espejo. No soy una 90-60-90. Mi cintura mide 78 cm, tengo dos cicatrices en la cara, acné con el que lidio todos los días y un ojo más grande que el otro. Pero extrañamente lo que más me gusta son mis ojos... No por la forma, el color, sino por como hablan sin hablar...

Podría hablar de maquillaje y vestirse bien, pero toda esa máscara se cae, cuándo amaneces al lado de alguien... Un ex me dijo que la vez que más fea me vio fue al levantarme... ¡Vaya sorpresa! Porque claro, nunca tuve el glamour para levantarme primero y quedar "perfecta" para él.

Nunca me había preocupado por comer bien, por hacer ejercicio y aún así cuestionaba no tener un cuerpo perfecto. Claro, hay gente que se lo dieron, pero otras tenemos que hacerlo, siempre hay que echarse una manita en lo que se puede cambiar. ¿Si te ves al espejo y no te gustan esos brazos... Haz algo. Igualmente aceptar aquello que no se pueda cambiar, todos los días peleo con el espejo por la herencia familiar. O ahorrar para hacerse una cirugía, que igual no dará todas las respuestas si estás vacío. Hay gente hermosa exteriormente y se siente fea...

Pero sobre todo, y me lo dijo una señora... Hay que aprender a quererse, quererse mucho. Quererse requiere más que aceptar el cascarón, es valorar el interior. El interior, es el único que no se arruga con los años.

Al final, todos queremos ser queridos... Y para que nos quieran, debemos querernos primero.

Sin dueño

Mis amigas cuestionaban mi relación con mi sexbuddie. Les costaba entender que a pesar de que hay sentimientos yo no lo visualizaba como pareja.

Y el novio de una de ellas lanzó:

-¿Que pasaría si lo ves besando a otra chica? ¿Qué reacción tendrías?
-Ninguna. ¿Por qué habría de tener alguna sino somos nada?
-¿Aunque fuera una amiga suya?
-Al contrario, me sentiría feliz que una amiga mía hiciera pareja con él. Él merece alguien que lo haga feliz, y mientras los dos encontremos a ese alguien nos estamos gozando pa' apagar las ganas y no jugar con nadie por placer.

Ellas no creyeron mi respuesta... Yo supe que era cierto, cuándo él así sin querer me contaba que había encontrado a alguien por la que quizá si sentía algo más...

29 dic. 2014

¿Me tienes miedo?


 Tú eres el hombre que susurra a los caballos,
y tu voz me hace dócil.
Pero el tiempo me está afinando la puntería.

Y no te ofendas, pataleo solo una vez señor,
te enseña'o un poquito de colmillo pa que no te olvides
de con que tipo de animal andas jugando.
Mi territorio ni tocarlo, ni mentarlo.
 

Parte I - Parte II - Parte IV (pendiente)

Los hombre a veces desestiman su poder masculino y sexualidad testoronuda, si caes a la primera piensan lo fácil que fue y que así es con todos, no piensan que tienen ese "Yo no sé qué" (Je ne sais quoi)...

Él lo tenía, o eso creía.

Teníamos un enredo peor, me había alejado de él o él de mí. Y aún así estaba en mi Bucket List.

Y pues sí, escuchaba a Bebé y me acordaba de él, así sin sentido, porque sí, así sin más a mi me viene la gente a la mente... Un olor especial, una canción, una conversación. Y le escribía por whatsapp.

(Gracias historiales, así que transcribo conversación)

-Escuché una canción y me viniste a la mente. Hola.
-Hola cobardilla. ¿Cómo vas?
-Te iba a hacer una oferta.
-Dime
-Tenemos un trato incompleto.
-¿Quieres saldar la cuenta?
-Correcto, no me gustan los expedientes con manchas.
-¿Qué tienes en mente?
-Nada aún, sólo una actitud malosa.
-Esa me gusta. Y ya estás lista para hacer travesuras?
-Esta es la prueba.
-¿Y qué cositas te gustaría hacer?
-Me dejo llevar por las olas, improvisar es mi fuerte.
-¡Qué rico sonó eso! Bueno yo también quedé...


Y así terminó la conversación. El miedo lo tenía otro.

Parte I - Parte II - Parte IV (pendiente)

Legos

Hablaba con el gringo en skype, le pedía Legos ya que allá son mil veces más baratos que acá.

-Comprame un montón de legos y te querré de por vida.

Y él así sin más soltó un:

-¿Quéeeeeee?
-¿No sabés que son? Apenas para matarte...
-Esa mierda es para niños
-Soy una de ellos.
-Es eso por lo que te quiero.


Yo, yo huía... Yo no quería que él me quisiera... Yo sólo quería legos.

Al final los compré en Guatemala, porque querer a alguien por algo que yo me puedo dar  a mí misma... Jamás.

No se come, donde se caga

Parte I  - Parte III - Parte IV (pendiente)

Ya lo he dicho, amo los consejos de hombres y ellos aman darlos, cuando se les sabe preguntar.

Amo a los hombres, por eso pido sus consejos cuando son asuntos de pantalones. Ellos no idealizan nada, no ven al príncipe azul, no me ven como la chica linda y especial que merece un buen hombre, no me ven como me ve mami que no me ve imperfecciones ante los demás, ni cómo mis amigas que ya no saben ni de que hablo.

Los hombres me ven como una mujer más, un 7 en la calle, otras veces hasta un 4.

Pósdata aclaratoria: Son post viejos, estoy publicando todas esas historias que les debí desde el 2012 y que las tengo en borrador, pero son mi vida, así que no pierden vigencia :)
___

Yo sólo intentaba estabilidad, darme una oportunidad de una relación (escalofríos aún me da la palabra). Lo intenté, lo intenté como nunca antes. No era amor, era amistad y mucha confianza (eso sigo creyendo y aún le extraño, a pesar de haberlo recuperado en una segunda vuelta).

Y pasa lo que tiene que pasar... Siempre que uno está bien...

Llega un huracán y le azota la vida sin pedir permiso, para sólo dejar rastros. Uno feliz y deseando más. Extraño arte el de querer un huracán en una vida relajada. Lo sé, ese amor por querer una montaña rusa de emociones.

Asustada y sabiendo que a pesar de ser muy racional en ciertos aspectos, las decisiones "amorosas" las tomo con los pies... Diría corazón, pero no... no es amor, era sólo capricho.

Le contaba a mi consejero todos los pormenores... Y me daba cucharada de mi propia medicina.

-No se come, donde se caga. Resuelva lo que tiene que resolver y no juegue más.

Porque sí, nos habíamos conocido por un asunto burocrático, de esos eternoooooos, que involucraban toodoo.

Mi consejero veía el agua turbulenta, la marea alta, Yo, yo solo quería pedalear en ese desastre(obvio que no lo veía así). Le prometí que daría tiempo... Tiempo hasta que el enredo que teníamos se arreglara, en mi ideario, serían unas semanas... Pues no al parecer fueron... Meses... No meses, casi un año.

Y pues, pasó lo que pasa después de la tempestad... El tiempo nos dio la calma y el olvido (o hasta que revisas tu celular)...

Y cuál sentencia, lo anoté en mi Bucket List (Lista de Caprichos sin Sentido).

Parte I - Parte III - Parte IV (pendiente)

19 dic. 2014

Bendita urgencia navideña - Disimulando el hambre

Hay varios tipos de hombres, pero ahorita no vamos a clasificarlos, eso de etiquetar no me va.

Hoyitos.... Mmm. Hoyitos.
Pero en mi universo hay dos tipos de guapos:

1. Ese que te da torticulis por volverlo a ver, buen cuerpo, una espalda que uuuuuuy madre mía, y unos brazos que babeas imaginando cómo te lanza a la cama, con él te imaginas todas las suciedades.

2. Y ese otro que sabes que le encantará a mamá y a vos también por cosi, bien vestido, huele delicioso, ni un pelo se le mueve de su sitio, un chico guapo, pero lindo.


Pues Tod, era del tipo 1, musculoso, gracioso, sabía que era guapo, pero esa justa medida entre guapo y "no me hables". Bueno no, él juega tan de guapo... pero bueno... Conmigo... Conmigo pudo, pero al final la cagó.

Hablábamos por el chat de facebook (a decir verdad, fui yo la que empezó la plática, tenía una pregunta y pocos podían contestarme). La plática cumplía todo lo que una buena plática "cibernética"con alguien atractivo hace, producir una ansiedad cuando lees:

 "Escribiendo..."

 Yo esperaba un: cuándo nos vemos, cuándo salimos, un veámonos.

Y me sale con el tan odiado: ¿Tenés alguna foto sexy? 

Hubiera metido las manos a través del celular para salir por el suyo y ahooooorcarlo. Peor aún, tenía meses, meseeees de no hablarme.

No sé ustedes, pero detesto el exceso de confianza, a mí nadie me pide fotos sexies sin que yo le haya mandado veneno o una indirecta, no había sextalking... No hablábamos nada que insinuará nada perverso ni malintencionado, NADA. Y sí las mandará sería con una intención, "Quiero contigo ya"

No voy a negar que no he mandado fotos "sexies" pero nadie me ve así porque así, además (y tengo testigos) las fotos no son mi especialidad... No me tomo fotos porno desde... desde... que subí de peso y me veía unas piernas muy gordas... Eso hace 2 años, sino es que más.

Empecé a ver la conversación, no había nada, lo más "sexy" que pude haber dicho fue, que hacía frío... Ahhh sí... No, no. Noooo había nada.

Le contesté:
-No es mi estilo.
-Lo entiendo.

(FIN DE LA CONVERSACIÓN, porque sí, él dejo de hablarme y yo de seguirle la corriente)



Juan era diferente, era guapo, no despampanante, pero si estaba "bien hecho", nunca me atrajo porque me parecía muy hablador y yo tampoco le resulté atractiva, eso sí, eramos "compas".

Un día hablábamos en Skype de todo. Y plaff salió con su "Domingo Siete".

-¿Qué te parece mi pilin? (Mientras me enviaba una foto, de suuuu pilín).
-WTF ¿Por qué putas me manda eso?

(He de confesar que ni lo vi bien, cierro los ojos y ni lo recuerdo).

-Es que sos muy honesta y quiero tu opinión.
-Ver un pilin sin antojo, es como un bocado con moscas.. Nadie lo quiere.

Y sí, así la cagó.

Bueno no, recuerdo que por su des-inhibición lo llamé para una sesión de desnudos...

Se intimidó conmigo... Y no se le paró. Yo lo consolaba con un:

-Tranquilo, mis compañeros de clase NO quieren vérsela dura, son desnudos, no fotos porno.

Y sí, a mi correo después llegaron fotos suyas... Duro... para lo que me importaba... Pero claro, su ego había salido herido.

17 dic. 2014

Devaluando el coño

Coger está OVERRATED*

* Sobrevalorado... Hay que citarlo cómo lo escuché.

Obvio que me partí de la risa... No sé si me reí porque lo dijo ella, o "cómo" lo dijo ella.

Y vino la pregunta que desencadena todo el misterio:

¿Y sí las mujeres no le pusieran un valor a los coños?

No habría porno, porque grabaríamos nuestros propios vídeos...
No habrías prostitución, porque cada uno tendría lo que ocupa sin precio...

Pero le puse pausa al cassette y recordé a mi amigo Bukowski (literatura NO permitida para menores de edad) quién decía que el problema de las "putas profesionales" era que devaluaban el coño.

El problema nunca ha sido el precio, es que tenga precio. Algo que tiene precio, está sujeto a canje, se devalúa con la inflación. El problema REAL es que crean que tiene precio.

Coger es fácil y sincero cuando los dos (o más) en la cama (u otros lugares, siempre inclusivos ) saben lo que están llevando a ella, miedos, inseguridades, ¿amor?, lujuria, una vida, pasión y lo que esperan del otro...

Se sobrevalora cuando alguno de los implicados puso en la cama más de lo que el otro esperaba, o espero más de lo que el otro pudo dar...Porque sí, a veces uno sólo quiere coger, y el otro ya puso en la cama, rosas, hijos y hasta una linda familia...
—Yo creo que, sin amor, el sexo no es nada. Las cosas sólo pueden tener un significado cuando existe algún sentimiento entre los participantes. 
—¿Quieres decir que a cada uno le debe gustar el otro?

Bukowski, Se Busca una Mujer