7 sep. 2014

Cáncer

♫ Well I could call out when the going gets tough
The things that we've learned are no longer enough
No language, just sound, is all we need know

4. No es un misterio que crea demasiado en los horóscopos, no como la tonta que compra todos los días y hace lo que este diga, pero si la que explica las afinidades con ciertas personas y el "rechazo" (o el repele) hacia otras.


Nos montamos en el carro, nunca había hecho un trabajo para la U con ellos... Pero había que formar grupos... Eran serios, o eso parecían... Y me tocó con ellos, empezamos a hablar... Uno terminaba las frases del otro, habíamos tenido conversaciones y siempre llegabamos a puntos en común, no le di importancia.

Empecé a hablar de la cédula y la diferencia de edad que le llevaba a mis compañeros de clases (5 años creo) y volví la cédula...

-Jueputa, él es Cáncer.
-¿Y qué tiene de malo?
-Los cáncer estamos locos, somos tan cambiantes. Culiolitos pero sepsosos.
-Ja jaaa ¿Vos también lo sos?

-¿Culiolita y sepsosa? Sí, pero sí soy cáncer con mezclas de géminis ¿Vos que sos?.
-Cáncer también...Pero los de la primera tríada.
-Uuuuuu, que miedo,  nos vamos a comer los tres vivos y terminaremos haciendo una orgía después de terminar todos estos trabajos. O quizá, hagamos un vídeo porno...


Era de noche, esas noches extrañas en la que simplemente no quieres salir pero ya diste tu palabra y te comprometiste... Y aún así buscas la excusa: dinero, lluvia, hambre, celular descargado, mi mamá...

Pero, en ese preciso momento en que estas decidiendo NO ir, algo interno te dice:
-Déjate de guevadas y lárgate a bailar.

Estaba él, tenía novia, no sabía su nombre pero si conocía su cara por noches anteriores... Se vuelve un cero a la izquierda porque respetas su "estatus".

Esos que no te atraen,  no por falta de guapura, sino por estilos y gustos personales.

 Empezamos a hablar, a bailar... A reírnos...

La noche mierda, extrañamente se vuelve divertida... Discutíamos, nos contradecíamos, nos apoyábamos, blasfemábamos e inventábamos pases de baile...

Y así, sin quererlo uno siente una tensión en el ambiente, un aire raro, como un sofocamiento. PURA CALENTURA.

Sonaba Joy Division, en vez de preguntarle su nombre, le dije (y esperando la respuesta que NO quería oír):

-¿Qué signo sos?
-(Inserte horóscopo del susudicho).
-Mierdaaaaaa


(Los gringos, el argentino, el ex, mi compañero de trabajo, mi compañero de trabajo en la U, el ex-ex y la lista aumentaba en mi cabeza. Todo empezaba a tomar forma)

-Ja jaa ¿por qué?
-Sos muy racional... Siempre todo lo estas pensando con la cabeza y la manera en que racionalizan la vida y la hacen ver me encanta, y son muy estables emocionalmente.
-¿Y cómo sos?
-Totalmente emocional que ha ido aprendiendo en el camino a racionalizar por experiencias en el pasado. Y ahora entiendo porque estoy tan "Grrr" con vos.

"Chatiemos"


-Hola
-Hola
-¿Cómo estás?
-Bien
-¿Qué haces?

¡ODIARTE!



3. Detesto las pláticas "chateras", sin sentido.

Soy de esas que prefiero un mensaje sincero, que una patraña de amabilidad que desborda aburrimiento y en laberintos palabriles llegan a un final sin sentido para contar algo. No quiero 9 temporadas de una serie para saber que termina así tan sin gracia*

(Acaba de terminar "Cómo conocí a tu madre - How I met your mother"... Una mierda, un final normal, sin gracia, allí me avisan sí lo discutimos).

Mejor escríbeme un:

-Hola, espero estés bien, estoy aburrido y me encanta hablar contigo.
(Yo decido sí quiero ser tu payaso)

-Hola, te preguntaría cómo estás pero ansío que bien, pensé en vos, y quería saber sí estas viva y te gustaría charlar un rato.
(Yo decido sí quiero que sepas que pasó en mi vida y quiero hablar contigo).

-Hola, vieras que me pasó algo que no sé a quién contarle y te elegí.
(Yo decido ser una amiga e interesarme por tu historia)

Y no duraría tanto mandándote a la mierda sí al final no quiero contestar...