30 may. 2011

Papel y lápiz

 ♫♫ Era de noche y la abrazaba...
Y no le dijo nada...
La acariciaba despacito... 
Y no le dijo nada...

Había ido a pasear donde una amiga para mis vacaciones... Habían fiestas patronales...

Lo había visto, me había gustado, tenía un "no sé qué", era alto, flaco y pelón, pero no era mi prototipo de chico (y eso que ni tengo, además de mi amor por las nalgas).

Ya varias veces lo había visto, pero al parecer mi amiga no se llevaba con él porque solo se saludaban a la distancia, o no sé, igual, yo y mi maña de no hablar de mis amores hicieron que ella no me lo presentará...

Había venido unos patines a la comunidad, en el salón comunal se había armado el "bailongo"... Yo no era muy diestra, pero ya llega un punto en que uno se cansa de dar vuelta por los carruceles, se cansa de ver comida china, se cansa de los algodones de azúcar y los patines retumbaron...

Entramos, y estaba él... Parecía que había nacido con patines... Bailaba, daba vueltas, y todas esas maromas que saben hacer los que patinan bien... Yo babeaba y no pude contenerme:

-Kathy, ese pelón si me encanta.
-¿El mudo?
-¿Cuál mudo?
-Ese (mientras me señalaba al chico en cuestión).
-Sí, ese. ¿Lo conoces?

-Masomenos, es mudo.
-¿Y qué?
-No, nada ¿Quieres conocerlo?

-Emmm supongo que sí, pero me pone nerviosa ¿Y qué le digo?
-Ja jaa lo que sea, es mudo, no sordo...


Mi amiga, fue le habló, él llegó, me saludó... Nos vimos, me puse roja... Él se reía... Y me tomó de la mano y me bailó por la pista de patines.

Sentía que flotaba... Me guiaba, me daba vueltas. Me miraba y yo babeaba... Nos sentamos...

Agaché la mirada... Momento incómodo que se alargo hasta el infinito... Lo llamaron, él se fue con sus patines a bailar... Mientras yo sólo quería decirle:

Resulta incómodo no saber que decir... y que no puedas responder... Pero siempre existirá un lapicero y una hoja ¿Andas?

PD: Desde eso, siempre que puedo ando una libreta con un lápiz...

¿Karla con C o con K?

Siempre cuándo me preguntan mi nombre para guardar mi número, automáticamente algunos ya lo piensan-escriben con K... Otros preguntan...

Siempre respondo lo mismo: Suena igual con una o con otra... Pero en mi cédula aparece con K.

Tengo una memoria de mierda con los nombres... No mierda... Mierdísima, por lo que adquirí la manía de NO preguntar nombres... ¡Nunca lo hago!. El problema se da, cuándo en una mesa hay varios y quiero hablarle a uno específico... Es allí cuándo mi cerebro empieza a patinar... Peor cuándo alguien tiene un nombre que no me gusta... Mi cerebro automáticamente SE LO CAMBIA...



Esperaba el bus, él me miró y me sonrió... Era lindo, y una sonrisa nunca se niega... Y yo que no sé ni guiñar ojos ni sonreír (sí, hago mueca rara, no pregunten) siempre medio-sonrió y entrecierro los ojos, o levanto las cejas... No sé, modo mueca automático programado para decir: "Hola, ya vi su sonrisa, gracias, acá se la devuelvo".Me subí al bus, en el campo de adelante, adelantísimo... El bus iba cuasi vacío, y uno ya mecánicamente se sienta en la orilla, porque sentarse en la ventana determina que se le sienta cualquiera a la par y uno sabe que se tiene que bajar pronto.

Estaba en mi autismo, y preguntandole a mi reloj biológico que hora era... Cuando escuché su voz:
-¿Está ocupado?

(Siempre me han quemado las ganas por contestar: -Sí,acaso no ve a mi amigo invisible)

Él se sentó a mi lado, y por la ventana lo veía temblar... Siempre he reconocido cuando alguien se intimida conmigo y la persona en cuestión no me interesa, porque si me interesa mis cables confunden las intensiones.

Sacó su teléfono y empezó a teclear... Iba ida viendo las luces del otro lado del carril... Me tocó el hombro y me pasó su celular...

Decía:
"Tanta belleza debería tener nombre, ¿cómo te llamas?"

Me reí, lo miré...

-Me llamo Karla. ¿Eres mudo?

(Sí, a mi me había gustado un mudo, pero esa es otra historia, prometo contarla ahorita después de terminar ésto).

-No. Mucho gusto, Steven.
-¿Entonces porqué preguntas tan así?
-No sé, supongo que miedo.
-Ja jaaaa. Me doy cuenta, hasta te oyes nervioso. Yo no muerdo sino quieres.

-Ja jaaa un poco. No sabía como hablarte.

(Ya ibamos llegando a la parada, él lo sabía y se animó)

-Si se puede saber, ¿Cuál es tu número?
Tomé su celular y lo escribí BIEN... (No soy de las que dan números mal)

Miraba el teléfono y empezó a sudar... Se quedó patinando un rato. Me miró, hizó cara de perrito faldero.

Emmm, ¿Cómo era que te llamabas?
-Steven, ¿No sabés mi nombre?
(Estaba rojo, temblaba demasiado)

-No...
-¿Y por qué yo sé el tuyo?
-Lo olvidé. Perdón.
-Lástima...Para la próxima presta más atención..


Y así, me bajé del bus... Nunca me mandó un mensaje... Nunca me llamó...  Nunca nada...

♫♫Llama por favor,
estoy tan indefensa,
me falta voluntad,
no me puedo concentrar 
y no encuentro la salida

Siempre cuando me llama alguien de un número que no tengo guardado, pienso que es él con una broma, pero no... Lo intimidé. Y a alguien que intimido, no es buen futuro pa' mí.

Espero, que cuándo les pase eso, sepan disimular la metida de pata... Porque he de confesar que en mi celular, existen números guardados que dicen: "Muchacho de tennis rojas"... Por no contar otros más bochornosos....

29 may. 2011

Nueve

Nos habíamos sentado después de bailar hasta dejar el cuerpo en la pista. Mientras hablaba, había puesto mi mano en su rodilla, mi cuerpo sudaba feromonas.

Ey, su mano quema. Estás toda caliente.
Grrr, sí, estoy en 9.
(Mientras le enseñaba con las manos, dónde estaba el ambiente en un 1 y lo alta que Yo estaba con respecto a lo demás).

Y él con una cara de niño malicioso:
Yo estoy en.... Cuatro.

Me impresionó... Esperaba un UNO.

-Espera, ya nos emparejamos: Perros cogiendo, mi mamá cogiendo... Mi mamá con mi papá cogiendo...  Ya ando en 8.


Tomó mi mano y empezó a deslizarla arriba de su rodilla: ¿Y ahora?

8.5


Y volvía a ponerla en su rodilla. Me tenía en sus manos.


-Ya, déjame, sino vas a bajármela no me la subas. Mi mamá con mi papá cogiendo...
-Vos, yo... Bailando.

 -Mi papá, mi mamá y mi madrastra haciendo un trío.
-Vos, yo... Mmmm, Dos personas "equis" teniendo sexo.
-Callese que lo muerdo. ¿Te dejas?

No dijo nada, me pegué a su cuello... Él se dejó...

-Estoy empezando a subir.


Mordisquié su barbilla... Busque su boca... Se quitó.

-SEIS.


Mi amiga llegó, era hora de irse. Empezaron a cerrar el bar...

Tomamos un taxi, hablabamos... Y el preguntó de nuevo en que nivel estábamos:

-Mmm, 4, casi 3.


Y él con su cara de niño malo:

¿No pensás subirlo?
-¿Te muerdo?
-No.


Y me bajé del taxi en un cero. 

Y así sin más, sin saber que final darle a ésta historia y apunto de ponerle punto final recibí un mensaje de un número que no tenía.

"¿Veneno?"

"Grrr ¿Querés?"
-Arshhh, ¡Claro! ¡Hasta el 10!
-Hasta el infinito y más allá... Pero no te dejas.
Estoy dispuesto a todo.
¿Y por qué ayer no te dejaste?
Ja jaaa. De venida me arrepentí.

Pensaba que contestarle... Si él había contestado eso, era porque si lo había intimidado, era un niño... Y así, sin más... Recibí:

Ahora digame usted...

Y sí, tenía el control... Justo todo lo que quería... Y aún así... Él también me tenía.


♫♫Staying in the same place, just staying out the time
Touching from a distance
[...]
♫♫No language, just sound, is all we need know
To synchronize love to the beat of the show
And we could dance

26 may. 2011

Tic tac tic tac

♫♫ El te da su amor, tu duermes con dudas.
Ahora ves que la costumbre no es lo que aparenta ser.
Es tan sincero, contrario a mis defectos, 
pero sigo siendo el malo que no dejas de querer.

(Iba a poner "The Time" porque sonaba más "cul" y me escupí a misma por comportarme cómo todo eso que detesto).

To me hablaba un día de un blog que ama (g33k!), y de lo que pasaría si se reseteará el mundo y cito:
"El día tendría 10 horas, de 100 minutos, con 100 segundos cada uno. Los años serían 1000 días. Lo cual sería ideal para que la gente normal realmente pudiera medir el tiempo sin hacer matemática complicada. Las 24 horas y 365 días son sistemas basados en eventos astronómicos, pero desde que pasamos a sistemas atómicos que miden el tiempo usando partículas elementales, que el sistema coincida con los ciclos astronómicos en realidad es irrelevante."
El punto es que el tiempo siempre me ha valido un culo, las rutinas cambian todo, siempre olvido mi cumpleaños, se me pierden los días (menos los lunes, ese siempre lo sé por la cara de los demás.)... No uso reloj, me resultan incómodos y controladores... Pero no hay que negar que ciertos rituales cómo el trabajo lo hacen dependiente...Antes me dormía a las 2am y me levantaba a las 10am para ir a clases a la 1pm... Ahora a las 6am ya estoy despierta diciéndome antes de que el despertador suene... "Diez minutos más", para estar roncando a las 11pm. Extrañamente y sin reloj mi cuerpo mide el almuerzo, la salida, el café... Y hasta la hora de levantarse...

Pero para Micaela (nombre inventado porque el real no me lo sé, es la amiga de mi amiga, pero ella no es mi amiga) el tiempo era -y es- tan importante...

Mi amiga Agus, la amiga de Micaela (nombre inventado, amiga de mi amiga, pero no mi amiga), estaba pasando un mal momento, tenía problemas con su novio (ex.... lo que sea)... Micaela (nombre inventado, amiga de mi amiga, pero no mi amiga) hablaba de su relación de 3 años y 6 meses... prontamente 7 meses de que bla bla bla...

Hablaba tanto que a Micaela (nombre inventado, amiga de mi amiga, pero no mi amiga), sólo le escuchaba fragmentos de la oración y unas mil veces su relación de 3 años y 6 meses, prontamente 7 meses.

Agus notó mi cara de "SACAME DE ACÁ" y me presentó a Andrés (nombre inventado, amigo de mi amiga, que ojála fuera más que mi amigo y que no es el novio de Micaela)  mientras al oído me decía:
-Ese es un perro...

Sentí una mirada de esas raras...y la busqué... Era Micaela (nombre inventado, amiga de mi amiga, pero no mi amiga) miraba a Andrés (nombre inventado, amigo de mi amiga, que ojála fuera más que mi amigo y que no es el novio de Micaela) mirada de veneno, manos en la cadera cuándo él se acercaba a hablarnos, coquetería en los ojos... Andaba urgida de cariño...

Andrés (nombre inventado, amigo de mi amiga, que ojála fuera más que mi amigo y que no es el novio de Micaela) sentía el veneno de Micaela (sí, supongo que ya saben quién es Micaela... y sino, se los recuerdo: nombre inventado, amiga de mi amiga, pero no mi amiga) no entendía que pasaba, me miraba con cara de: "¿Notas esto?, yo no lo entiendo" pero supongo que con el nivel de alcohol en su sangre, hacía que lo omitiera... Me sentía peleando una carne que no quería comer...

Micaelas para apartar a Andrés  me aconsejaba de cómo Agus (mientras Agus sufría en otra mesa a varios metros de distancia) debía manejar su relación ya que ella tenía experiencia, obviamente sus 3 años y 6 meses, prontamente 7 meses le había enseñado mucho...

Y llega un punto, en que uno se harta de oír a hablar a alguien la misma pendejada y tiene varias opciones:

A. Mandar a comer mierda a Micaela y decirle que se meta sus 3 años y 6 meses, prontamente 7 meses por el culo... Y que enfrente hay un motel para que se coja a Andrés porque se le nota la urgencia y que al parecer sus 3 años y 6 meses, prontamente 7 meses no le daban lo que se suponía en ese tiempo le dan...

B. Levantarse, poner en la rocola el "Popurri de Pandora" o "Mujeres Divinas" para ver cómo todos empiezan a cantar mientras te escapas debajo de la mesa...

C. Hacerle ojos a Andrés, empezar a hablar con él y ver cómo Micaela se muerde sus 3 años y 6 meses, prontamente 7 meses y se le nota la envidia y los celos...mientras vas con Andrés pal motel del frente. Y guiñarle a Micaela y decirle que todavía hay campo para una más...


Podría decir que escogí la A ó la B que eran las mejores opciones, pero que va... Preferí salir corriendo por la puerta, mientras iba blasfemando los 3 años y 6 meses, prontamente 7 de Micaela, porque es de esas que a pesar de que babea por otro, "el malo", pero siempre, siempre prefiere a otro que le hace la vida fácil y al que le inventa orgasmos en la cama...

♫♫ No basta los morales, y ser fiel.
Si tu deliras por el malo que te eriza la piel.

Costumbres

♫♫Aunque ya no sientas más amor por mí, solo rencor...
Yo tampoco tengo nada que sentir
y eso es peor
pero te extraño,
cómo te extraño...
Tenía años de escribir... Iba a pedir disculpas, pero que va, mejor escribamos...

En la vida, la rutina lo hace a uno crear costumbres... Me acostumbré a bañarme con la radio... Al principio me ponían Radio Reloj para que no durará tanto, así medía mi tiempo (13 años de mi vida) pero cuándo entré a la Universidad, jodió toda mi rutina porque entraba una hora después y a esa hora daban Panorama (un programa aburridisimo que casi que se transmite por Cadena Nacional todos los días, a la misma hora con temas aburridos... O al menos tratados de una manera aburrida)... Y lo cambié por música y así  una a una mis grabadoras iban muriendo... Un día me hablaron del problema del agua, del vapor... Y aprendí a bañarme con la puerta abierta para escuchar la grabadora desde otro lugar... Y esa costumbre hace que actualmente nunca le ponga tranca a los baños... (ya he contado algunos accidentes)...

Uso el mouse con la izquierda, porque el cable solo servía en cierta posición... Y así tengo miles de manías o formas de hacer las cosas que he ido cambiado por haber vivido con diferentes familiares (etapa superada por dicha)...

Andrea, se había acostumbrado a tener alguien encima... Había estado tres, cuatro, ¿cinco? años con su novio posesivo... Y a ella se le había pegado sus manías... Se revisaban el correo, el celular... Era su forma de vida... Aún no sé cómo fue que terminaron, pero lo hicieron... Todas brincabamos de la alegría...

(Andrea si quiere seguir siendo mi amiga, pare de leer acá, ya ésto se lo dije, y leerlo suena peor)

Y en menos de dos meses, ya tenía a otro encima, (o abajo, pero ese es otro tema), se enamoró de Pablo, duraron cuatro, cinco, ¿seis? meses y terminaron.... La razón... Válida... Bastante... De esas razones por la que "cuerdo" NO SE VUELVE NUNCA JAMÁS... No tan grave como tener sepso con la mamá de uno, pero le anda cerca... Y ella, hacía lo que hace toda mujer despechada... Hablar mal de él... Y revisarle el Feisbuk para ver sino salía con otra mejor que ella...

Salimos a "festejar"... Su cuerpo andaba falto de cariño... ¿Falto de cariño?
Sí, claro... La urgencia en un cuerpo es demasiado notoria, o al menos en mis ojos... O yo lo mido por el "encaramamiento" que las mujeres tienen sobre los hombres que denota una necesidad de pija intensa, algo cómo ver bailando a alguien "repellado" sin música... Esa gente que ve uno en la calle que parecen siameses, y tienen unas luces de neón en la cabeza que dice: "Sí, ocupamos motel, pero ella se hace de rogar" o la peor "Sí, ocupamos motel, pero entre los dos no pagamos ni los condones"...

Bueno, el punto es que ella andaba falta de cariño... Nunca la había visto así... Abrazaba a un desconocido, que conocimos ese día, le deslizaba las manos, lo rozaba con las piernas... Ese lenguaje corporal... IUK.

Estaba URGIDA de "cariño"... Pero escogió a uno fiel... (o eso decía él)... No sé que pasó entre ellos, yo solo me dormí después de tanta fiesta... Ella quiso volver a salir, YO NO (con ella).

El punto es que un día, en el almuerzo le contaba una de esas "Sentimientos en Conflicto" que le llegan a esta Dra. Corazón (sí a mí, a mí me piden consejo) y me reía mientras le narraba la historia (esa risa que uno hace para disimular el friqueamiento que tiene uno por conocer personas tan extrañas) y sin más me dice:

-Volví con Pablo

Sentía que el arroz se me había ido por mal camino y me salía por la nariz... Imaginar mi expresión me hace reírme por horas y un dolor de panza intenso... No podía verle la cara... Tragué duro la comida que tenía atravesada...

-Sí es lo que ud quiere, provecho... (y volvía a tomar refresco, para pasar la comida) Igual andabas falta de cariño... Tanto, que si se hubiese presentado un otro cualquiera, estarías con otro fulano por pura urgencia...

-Bueno, es que si se presentaron, pero no era lo que yo quería...

-Keylor NUNCA ha sido una opción ni en estado de urgencia... Pensaba en otro tipo de fulano...

-Quizá sí, pero ya pusimos reglas (bla bla bla bla)...

Y para no cansarlos con el cuento (diría doña Carmen para ponerle suspenso a la historia) Andrea volvió con Pablo por la simple costumbre de tener un fulano que le diga lo linda que se ve con ese vestido rojo, por el mensaje de Buenos días los días martes que es el día que a él le toca madrugar para ir a clases, por los besos mal dados en los almuerzos, por tener con quien hablar en el MSN acerca de lo hijodeputa que es su jefe...

La gente es extraña, somos extraños, pero tengo la fe, de que uds no se acostumbren a los fulanos y fulanas... Solo para tener un entrepierne seguro... Porque pa' eso uno se busca "otro tipo de relación" que sea menos compleja... Y cuándo estén con un fulano sea por algo más que la costumbre...

♫♫No cabe duda que es verdad 
que la costumbre 
es más fuerte que el amor

10 may. 2011

Soy tu hombre

 Él mensajeaba, jugaba el papel de mujer, hablaba de conocerme, de establecer una relación, de abrazarme, de extrañarme, verme, hablar, conocer mi casa, mi familia, mi mamá...

Estaba tan friqueada, ¿conocerme? ¿cómo se come eso?, pensé mil veces que escribirle...

-Estamos tan lejos, y yo,  sólo te tengo ganas porque es lo único que puedo tenerte. ¿Una relación a distancia? Gracias, pero no gracias.

Y me llegó un mensaje:

-Recargue su cuenta.

Noooo tenía saldo... Y él, cómo toda mujer que en menos de 2 minutos ya resolvió TODO, seguro empezó a amarrar cabos, montar suposiciones, leyó el mensaje, vio que no contestaba... Y en menos de  5 minutos mandó:

-¿No querés nada conmigo? ¿Soy solo una aventura? ¿Pasar el rato?

Recargué mi saldo, e hice lo que todo hombre hace cuándo no sabe que contestar... Cambiar el tema con una tontera.

-Me quedé sin saldo, perdón, y sabes que, ¡Todavía tengo arena en los zapatos!

Y sí, cambiamos de tema... Aunque sabiendo que él es la mujer, sé que mañana, volverá con el tema.

Ahhh, y dijo que me iba a enseñar a lavar bien mis zapatos... ¡PLOP!

8 may. 2011

Burocracia

En una reunión se solicitaron unas fórmulas, papeles, cartas y demás. Pasó una semana y nadie había enviado nada. Tomé el teléfono y empecé a llamar...

-A no, tenés que llamar a tal extensión con fulanito que él es quién puede brindarle tal cosa.

Llamas al fulanito y él te contesta:

-No, esa información es confidencial, tenés que llamar a mi jefe y pedirle la autorización.


Llamas al jefe, que SIEMPRE está ocupado en una reunión y por tanto tenés que dejarle un mensaje a la "secre".

(Extrañamente y por pura coincidencia te das cuenta que él tiene una línea directa averiguas el número y te contesta amablemente)

Llamas al jefe, le pides lo que ocupas y él responde:

-Llamá a mi asistente, decile que yo te di la autorización, ya que esos datos no los manejo yo.

Marcas el número de la asistente y te dice:

-Sí, llamá a Panchito, que él es el encargado de la parte de informática, quién hace esos "respaldos".

Llamas a Panchito, que es un coqueto de primera y te pide que el trámite sea en persona, ya que él no puede dar información a desconocidos...

Bueno, y así pasé una hora al teléfono "buscando, solicitando, pidiendo datos".  Llegué con la información a la "reunión".

Y llegué con un papelero, lo desplegué por la mesa y dije:

-Acá está lo que me pidieron.

Una de las jefas me miró, y asustada dijo:

-¿Cómo conseguiste ésto (mientras señalaba uno de los tantos papeles)?
-O me lo enviaron por fax, o por email, o fui a la oficina a traerlo. ¿No era eso lo que se ocupaba?
-Sí, sí pero este fulanito es díficil de acceder y nunca esta.
-Ahhhh, es saber buscar la forma, fui a la oficina y allí si estaba, parece que olvida colgar el teléfono.


La otra (sí, son 3) me miró y empezó su discurso burocrático de mierda:
-Me alegra que haya buscado lo que se le solicitó pero todo hay que escribirlo en un oficio, para que pase por mí, luego por mi jefa (mientras yo hacía caras) sé que a usted no le gusta, pero ESA es nuestra forma de trabajar, y es el problema de la burocracia. AQUÍ se hacen los trámites de esa manera para que quede constancia BLA BLA BLA BLA BLA...

Tomé los papeles, me fui a mi cubículo y mi compañero al verme enojada, empezó a reírse y me pregunta:

-¿Qué pasó?
-Al parecer soy muy eficiente, ya hice todo el trabajo de la próxima semana, porque cómo me brinqué el sistema burocrático, adelanté todo el trabajo una semana o quizá más.
-¿Y eso que tiene de malo?
-Nada, ahora solo debo escribir una carta oficio en el que explique cómo obtuve TODA la información, incluida la coqueteada a Paquito y al conserje para que me abriera la bodega, así como los 20 minutos que duré recorriendo la U, y los 10 minutos que duré esperando que parara de llover por no haber llevado sombrilla, los 5 minutos que escuché el tu tu ru ru, o la balada para Eliza, los 10 mensajes de voz, la gritada que me pegaron por no andar un gafete, etc, etc, etc.


Me mira con esa cara de veneno y burla que sólo él puede tener y me dice:
-Ves, esa es la razón por la que duro una semana diseñando un afiche. Así no me lo devuelven tanto con correcciones para no salirse del plan de trabajo, y duro la semana burocrática de rigor. ¿Te ayudo con la carta?

Burocracia que no ocurre en mi otra oficina (y eso que las dos, pertenecen a la misma Universidad).

3 may. 2011

Tomar la iniciativa

Entre mensaje y mensaje le propuse un juego: preguntar aquello que "normalmente" no se puede preguntar...  Me tiro unas preguntas y unas respuestas que me hicieron ver aquello que nunca había visto en él... ¡Quedé impactada!

Él supo que le tengo miedo a la vejez, que lloré 4 horas hasta que se me secaron las lágrimas, supe que él ama vivir, que a pesar de que escribe con los dedos del pie me saca las carcajadas y me pone en jaque constantemente, que prefiere quedar como un tonto que tener dudas... Y entre desvío y desvío... llegamos al: ¿Cómo terminamos juntos?

Ganas, ganas, ganas...

En otras ocasiones uno controla más la feromona y por puro pudor-conciencia-o lo que sea no se hace nada... Y en otras condiciones tiene las condiciones perfectas... ¡PERFECTAS!  Está la mesa, no hay familia, hay condones, hay GANAS, hay playa, hay veneno, está uno recién baña'o... ¡HAY TODO!

Bueno él me había bañado (con ropa, pero me había bañado), su respiración era agitada, sus manos eran fuego. Porque sí, hay caricias de caricias, y hay personas que con un solo roce y ya lo tienen a uno caliente porque cómo decía un profe: "Sabe encontrarle y tocarle los botones apropiados al cuerpito para que funcione aunque unos anden perdidos y en lugares que ni su propio dueño conocía"... y hay otros que ni poniéndose a dar el mejor oral o dedicando HORAS a buscar botones lo logran... Cuestión de veneno, química... o cómo se llamen.

Y entre esos mensajes le contesté:

-Estabas demasiado prendido y eso me prendió a mí también.
-¿Y cómo sabías que estaba excitado?
-Te temblaban las manos y respirabas agitado. ¿Por qué esperabas que yo diera el primer paso?
-Nunca creí que quisieras algo conmigo. ¿Por qué me escogiste a mí?
-Se dieron las condiciones, y ya había veneno en el camino.

-¿Querías conmigo?
-No, sólo esperaba besos y quizá una caricia.

-Te excitaste con mis besos... ¿Por qué no nos besamos antes?
-Si no te besaba, nunca lo hubieses hecho y una vez alguien (un lector del blog, gracias S.) me enseñó que la mejor manera para saber si había química se solucionaba quitando un beso.
-¿Te gustó tomar la iniciativa?

 -Me gusta la gente decidida, la gente que no tiene miedos y si los tiene, sabe afrontarlos, que si se equivoca, por lo menos sepa rectificar... Por más tarde que lo haga... Te toca a vos, ¿Y ahora que paso vas a tomar?

Puedo decir que esa fue una hermosa historia de amor... O quizá de algo además de la bandeja de mi celular llena... Pero que va, el no tomó ningún paso... Pero al menos me dejó un post para escribir...

2 may. 2011

¡Ay, las mamitas!

Esta es la semana de los ¡Ay!

Tengo dos meses que no recibo sueldo y me avisan que mi cuenta tuvo problemas para el depósito...  Y que me van a pagar juntos los dos-cuasi tres meses soñé con el palacio que me iba a comprar... Y le di a mami dos opciones de regalo...

Porque a ella NUNCA se le queda bien con un regalo, siempre lo tiene todo, nunca le falta nada, pero sino le das algo, también brinca... si le compras algo caro: "Mejor me hubiera dado la plata", si le compras algo muy barato: "¿Eso? ¿Para qué sirve?", si es algo que ya tiene: "Ay, de eso ya tengo varios"...

En ese caso, le di dos opciones de cosas que sé ocupa pero no compra por pura tacañez, porque ella no es renegosa con la plata, si yo ocupo algo, ella me lo compra, si en la casa falta algo, ella lo compra... Y hasta lo que no falta, lo incluye en la lista de necesarios: cómo el alpiste para mi pajarera, o los barquillos para los helados, pero para cosas para ella si las llora y ni loca se las compra.

Bueno, el punto es que supo que tenía dinero... Y me dijo: ¿Y vos que te vas a comprar?

Con una sonrisa de felicidad la miré y le dije:
-Una moto.

Y con una cara de enojo y veneno puro me  respondió:
-De una vez compre la caja para enterrarla...

Mientras tiraba la puerta de mi cuarto...

Y sí, conociendo a mami, me imaginé levantandome en la mañana y viendo la moto con las llantas ponchadas, el tanque del diesel con un hueco... Así que NO moto pa' la karla (solo las de escala) hasta no tener un garaje al que mami no tenga acceso... y una caja por aquello de las moscas... xD